Publicidad

Mazda CX-7: restyling y motor Diesel

Dos años después de su lanzamiento al mercado, el SUV deportivo Mazda CX-7 presenta su primera renovación con cambios estéticos que, sin embargo, quedan ahora en segundo plano: lo más importante es la adopción, por primera vez, de un motor Diesel. Se trata de un 2.2 de 173 CV.
-
Mazda CX-7: restyling y motor Diesel
Tras una irregular carrera comercial (de gran éxito en Norteamérica y algo más desapercibida en Europa), el atractivo todocamino Mazda CX-7 se ha presentado en el Salón de Ginebra acompañado de un refrescante lavado de cara que llegará durante este año a los concesionarios.

Estéticamente, el Mazda CX-7 2010 mantiene su deportiva carrocería, aunque ahora adopta una parrilla rediseñada según el renovado lenguaje de diseño de la marca y nuevos paragolpes. En dimensiones se mantiene intacto, con 4,68 metros de longitud y una distancia entre ejes de 2,75 m.
Sin embargo, más allá del habitual restyling estético, en esta ocasión el model year 2010 del Mazda CX-7 trae una importante y esperada novedad: por primera vez se ofrecerá una versión Diesel. Para ello, el fabricante japonés recurre a un motor turbo MZR, de 2,2 litros e inyección directa common rail que rinde 173 CV de potencia y un par máximo de 40,8 mkg a 2.000 rpm.

El nuevo Mazda CX-7 2.2 CD asegura así un consumo muy recortado (apenas 7,5 l/100 km en ciclo mixto) y unas buenas prestaciones: acelera de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos, con 200 km/h de velocidad máxima.

Junto a esta versión Diesel, Mazda ofrece de serie en el CX-7 la dirección electro-hidráulica EHPAS, con asistencia variable en función de la velocidad.

Además de esta gran novedad Diesel, el todocamino Mazda CX-7 seguirá ofreciendo una alternativa mecánica de gasolina, que permanece invariable. Se trata del prestacional propulsor MZR de 2,3 litros Turbo y 260 CV que ya equipa actualmente al deportivo Mazda3 MPS.

Acompañando a estos dos eficaces propulsores, Mazda mejora también el interior de sus CX-7 con una nueva consola central y materiales de mejor calidad que prometen un menor nivel de ruido y vibraciones.

En cuanto al equipamiento, Mazda añade novedades como una pantalla multi-información en el panel central, nuevos sistemas de navegación más avanzados, conexión Bluetooth y hasta un sistema de parada de emergencia que lanza automáticamente ráfagas de luz de frenado al conductor trasero en caso de detención brusca para advertir de un posible alcance por colisión.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.