Publicidad

Mazda CX-3 2018: el SUV urbano, con nuevo motor Diesel 1.8 SkyActiv-D

El renovado Mazda CX-3 ya está a la venta en Japón. Mazda ha retocado su diseño, mejorado el chasis, aumentado el equipamiento y también ha desarrollado un nuevo motor Diesel.
-
Mazda CX-3 2018: el SUV urbano, con nuevo motor Diesel 1.8 SkyActiv-D

Ya se admiten pedidos en Japón, pero tendremos que esperar todavía algún tiempo para disponer del renovado Mazda CX-3 en España (las fotos son del modelo actual). Bajo el lema “Exquisite & Edgy”, los diseñadores de Mazda han potenciado la imagen del bonito SUV de la marca, que por fuera presenta una nueva parrilla y unos faros que combinan la tecnología tradicional con la iluminación led. Los marcos de los faros antinieblas y el recubrimiento de los pilares de la carrocería presentan un acabado en color negro. También las llantas de aleación presentan un nuevo diseño.

Por dentro, la adopción de un moderno freno de mano eléctrico de pulsador en sustitución del tradicional mecánico por palanca se ha aprovechado para rediseñar la consola central, que recibe una pequeña guantera y un reposabrazos central. En la fila trasera también se ha incluido un reposabrazos central con portavasos. Los materiales y colores del panel de instrumentos y la tapicería de los asientos y las puertas se han cambiado en busca de elevar la calidad percibida.

Mazda CX-3

En términos de seguridad, el renovado Mazda CX-3 es el primer modelo de la marca en adoptar la última versión del sistema City Brake de frenado automático, que presenta una mejor capacidad para detectar peatones en la oscuridad. Por otro lado, podrá montar un control de crucero por radar que puede detener por completo el coche y reiniciar la marcha, función que se conoce como Stop & Go. También el CX-3 disfrutará de un monitor central con proyección de 360º para un mejor control del entorno y dominio del coche en las ciudades. El espejo retrovisor interior fotosensible se ofrece de serie en todos los acabados.  

La dinámica del renovado CX-3 promete mayor confort y mejor comportamiento. Se han recalibrado los muelles, los amortiguadores y las estabilizadoras de la suspensión,  y con ello, el sistema G-Vectoring y la dirección asistida eléctrica también se han reajustado a las nuevas leyes dinámicas. Igualmente se ha buscado mejorar el confort utilizando un nuevo mullido en los asientos, cuyas propiedades de amortiguación y reducción de las vibraciones aseguran mayor comodidad y calidad de conducción, según Mazda.

Por último, el Mazda CX-3 renovará su plantilla de motores. Por una lado, llegará con un nuevo motor de gasolina 2.0 SkyActiv-G evolución del actual, el mismo que ya ha estrenado el Mazda CX-5 2017, con sofisticados inyectores y pistones que han permitido mejorar la eficiencia y mejorar el par en todo el rango de revoluciones. Por otro lado, estrenará un inédito motor Diesel 1.8 SkyActiv-D que sustituye al actual 1.5. No se han comunicado características ni valores del nuevo motor, tan solo que mejora la eficiencia y el rendimiento.

También te puede interesar:

Los nuevos Mazda para 2018

Mazda Vision Coupe, el mejor prototipo del año

Mazda3 2019: el anti Golf

 

Por dentro, la adopción de un moderno freno de mano eléctrico de pulsador en sustitución del tradicional mecánico por palanca se ha aprovechado para rediseñar la consola central, que recibe una pequeña guantera y un reposabrazos central. En la fila trasera también se ha incluido un reposabrazos central con portavasos. Los materiales y colores del panel de instrumentos y la tapicería de los asientos y las puertas se han cambiado en busca de elevar la calidad percibida.

Mazda CX-3

En términos de seguridad, el renovado Mazda CX-3 es el primer modelo de la marca en adoptar la última versión del sistema City Brake de frenado automático, que presenta una mejor capacidad para detectar peatones en la oscuridad. Por otro lado, podrá montar un control de crucero por radar que puede detener por completo el coche y reiniciar la marcha, función que se conoce como Stop & Go. También el CX-3 disfrutará de un monitor central con proyección de 360º para un mejor control del entorno y dominio del coche en las ciudades. El espejo retrovisor interior fotosensible se ofrece de serie en todos los acabados.  

La dinámica del renovado CX-3 promete mayor confort y mejor comportamiento. Se han recalibrado los muelles, los amortiguadores y las estabilizadoras de la suspensión,  y con ello, el sistema G-Vectoring y la dirección asistida eléctrica también se han reajustado a las nuevas leyes dinámicas. Igualmente se ha buscado mejorar el confort utilizando un nuevo mullido en los asientos, cuyas propiedades de amortiguación y reducción de las vibraciones aseguran mayor comodidad y calidad de conducción, según Mazda.

Publicidad

Por último, el Mazda CX-3 renovará su plantilla de motores. Por una lado, llegará con un nuevo motor de gasolina 2.0 SkyActiv-G evolución del actual, el mismo que ya ha estrenado el Mazda CX-5 2017, con sofisticados inyectores y pistones que han permitido mejorar la eficiencia y mejorar el par en todo el rango de revoluciones. Por otro lado, estrenará un inédito motor Diesel 1.8 SkyActiv-D que sustituye al actual 1.5. No se han comunicado características ni valores del nuevo motor, tan solo que mejora la eficiencia y el rendimiento.

También te puede interesar:

Los nuevos Mazda para 2018

Mazda Vision Coupe, el mejor prototipo del año

Mazda3 2019: el anti Golf

 

Publicidad

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.