Publicidad

Magnum MK5, biplaza para volar a ras de suelo

A los modelos biplaza ligeros como el KTM X-Bow o el Donto P1 se les ha unido el Magnum MK5, un coche de aspecto muy parecido a sus rivales y que monta un propulsor de gasolina de cuatro cilindros y 253 CV de potencia situado en posición central.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Magnum MK5, biplaza para volar a ras de suelo

La empresa canadiense Magnum Cars ha desarrollado un nuevo coche de carreras de pequeñas dimensiones y enormes sensaciones. Se trata del Magnum MK5, un biplaza de poco peso (545 kg) y sin techo que sigue las líneas de modelos como el Ariel Atom 3.5, el KTM X-Bow o el Donto P1.

Se puede ir más rápido en un circuito, pero las sensaciones transmitidas por este tipo de vehículos en los que el habitáculo está tan pegado al suelo son muy parecidas a las que se sienten al conducir un monoplaza de competición. Y no es porque se quede atrás el Magnum MK5 con su motor de gasolina de cuatro cilindros y una potencia de 253 CV, ya que su reducido peso le permite lanzar al biplaza de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 240 km/h.

Magnum MK5

Sus dimensiones buscan claramente la mayor aerodinámica con una estética en la que destaca la longitud (3,91 m) frente a una anchura de 1,88 metros y una altura de tan sólo 1,07 metros.

Su agarre al suelo corre a cargo de unos neumáticos de competición de medidas 225/40 –delanteros- y de 265/35 –traseros- montados en llantas de 18 pulgadas. Como en la mayoría de vehículos de este tipo, cuenta con unos efectivos frenos de disco ventilados y su suspensión permite un ajuste personalizable al tipo de conducción de cada piloto. Un display LCD en el volante con información para el piloto y arneses de seis puntos de anclaje completan el ‘pack’ del Magnum MK5.

 

Nuestra Opinión

Conducir y disfrutar de ello es algo que no todos saben hacer, salvo en el caso de coches como este. Es difícil que alguien se pueda resistir a una mezcla de sensaciones como las transmitidas por esta ‘bala’ pegada al suelo. Ya sea como piloto o como copiloto, conviene aprovechar la experiencia. Eso sí, su precio se eleva demasiado al resto de la competencia, pero ¿qué es el dinero cuando de disfrute se trata? 

Galería relacionada

Magnum MK5

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.