Land Rover Freelander 2 2013

Puesta al día estética, mecánica y de equipamiento para la nueva gama 2013 Land Rover Freelander 2. Entre sus elementos destacados, algunos de los sistemas de confort, seguridad y entretenimiento que ya ofrece el Range Rover Evoque.
-
Land Rover Freelander 2 2013
Land Rover Freelander 2 2013

Land Rover ha realizado diversos cambios en la gama 2013 de su modelo Freelander 2. En primer lugar, estas modificaciones debemos buscarlas en el apartado estético, con un diseño más moderno y fresco tanto por fuera como por dentro. En el exterior, destaca la incorporación de nuevos detalles y elementos, como el renovado aspecto de los grupos ópticos y la presencia de la tecnología de tipo LED en las luces delanteras. Visto de perfil y para las versiones SE, están disponibles unas nuevas llantas de aleación de nuevo diseño de 17 pulgadas de diámetro que aportan al Freelander 2 un carácter más deportivo. Para la carrocería, se podrán elegir tres nuevos colores: Aintree Green, Havana y Mauritius Blue.

En el habitáculo del renovado interior del Freelander 2, se incluyen nuevas combinaciones de colores en el acabado Dynamic, se estrena cuadro de mandos, una pantalla multifunción táctil de 7 pulgadas, el moderno equipo de audio Meridian y un sistema de climatización programable con 7 días de antelación y un opcional sistema de navegación por satélite (opcional). Asimismo, el nuevo Land Rover Freelander 2 pasa a ofrecerse con un sistema de arranque sin llave y freno de estacionamiento eléctrico. Otro de los elementos novedosos es el dispositivo ‘Say What You See’ (diga lo que ve), un sistema de activación por voz con avisos visuales. Como complemento en las maniobras de marcha atrás, este renovado Freelander 2 también estará dotado con una cámara de visión en la zona trasera.

Los conductores del Land Rover Freelander 2 podrán elegir entre dos versiones turbodiésel basadas en el conocido motor de 2,2 litros de cilindrada. La menos potente de 150 CV se podrá combinar con tracción 4x2 (eD4) y 4x4 (TD4) , mientras que el más potente SD4 de 190 CV sólo está disponible con tracción 4x4 y el eficaz sistema offroad Terrain Response. De todas las variantes, la más eficiente corresponde a la versión eD4 con caja de cambios manual de seis marchas, de la que Land Rover declara un consumo medio de combustible de 6,0 l/100 km y un nivel de emisiones de CO2 de 158 g/km.

Estos motores Diesel ya se pusieron al día en 2011, con un nuevo turbocompresor que mejoraba la respuesta y maximizaba el par en un 5 por ciento hasta alcanzar los 42,82 mkg de par máximo y con la incorporación de serie del sistema Stop/Start de parada y arranque automático del motor. Por su parte, las emisiones de óxido de nitrógeno NOx y las emisiones de CO2 se redujeron un 22 por ciento.

¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Galería relacionada

Land Rover Freelander 2 2013