Publicidad

Lamborghini Egoista Concept, otro regalo de 50 aniversario

El Lamborghini Egoista Concept es la nueva bestia engendrada por la marca de Sant'Agata Bolognese. Junto al Veneno y al Aventador 50 Anniversario, el nuevo Egoista es el nuevo regalo de celebración de los 50 años de vida de la marca del toro. De nuevo, un diseño psicodélico y futurista y una furia desmedida -en este caso, de 600 CV-, marcan las pautas de una nueva creación de Lamborghini.
Jorge Serrano -
Lamborghini Egoista Concept, otro regalo de 50 aniversario

En 2013 se cumplen los 50 años del nacimiento de Lamborghini, una de las marcas de deportivos de altas prestaciones con mayor legión de seguidores por todo el mundo. Desde Sant'Agata Bolognese se suceden los actos de celebración y, cómo no, los concepts conmemorativos. El último prototipo que se une a los ya conocidos Aventador 50 Anniversario y Veneno es el impresionante Egoista.

 

Lamborgini EgoistaEl Lamborghini Egoista es un deportivo con una única plaza en su interior y con un diseño más propio de una nave espacial que de un 'coche normal'. El máximo responsable de su estampa es el propio Walter de Silva, el Jefe de Diseño del grupo Volkswagen. Según las informaciones iniciales, la fuente de inspiración de la que 'bebe' el Egoista es el helicóptero Apache, todo ello aderezado por los habituales aditivos aerodinámicos que se reparten por su estructura, tales como unos elementos similares a los 'flaps' de los aviones. La ligereza es otra de sus claves, con el empleo masivo de fibra de carbono y aluminio.

 

El corazón mecánico del Lamborghini Egoista corresponde a un motor de gasolina 5.2 V10, convenientemente optimizado para rendir 600 CV de potencia (en esencia, el mismo propulsor que monta el Gallardo). Por el momento, la firma italiana no ha adelantado ningún dato acerca de las prestaciones.

 

Además del sugerente diseño y del motor V10, otro de los atractivos del Lamborghini Egoista debemos encontrarlo en la cúpula acristalada que recubre el habitáculo, así como el propio interior. Éste, como ya hemos anticipado anteriormente, sólo está formado por un único asiento. El afortunado conductor se acoplará a un asiento deportivo dotado de un cinturón con cuatro arneses de sujeción. Un dispositivo mecánico es el encargo de elevar la cúpula y poder acceder al interior. Para poder salir del interior, el piloto o conductor tendrá que desmontar el volante, manipular una especie de elevador del asiento, el cual gira 180º y 'saltar' al exterior. Para facilitar esta 'fácil' tarea, hay un indicador con las palabras 'Step here', mediante el que, según Lamborghini, se sale del Egoista con mayor facilidad y seguridad.

 

Por el momento, debemos tomar al Lamborghini Egoista como un mero ejercicio de diseño, puro espectáculo para nuestros sentidos, ya que el grupo Volkswagen no tiene previsto realizar una versión de calle y más civilizada de este auténtico extraterrestre.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.