Gira tu pantalla para ver la web de Autopista

Inicio > Novedades > Lamborghini Aventador S, con dirección integral y aerodinámica mejorada

Lamborghini Aventador S, con dirección integral y aerodinámica mejorada

El Lamborghini Aventador S exhibe rasgos de diseño revisados, mejor aerodinámica, dirección integral y modificaciones en la suspensión, así como un nuevo modo de conducción EGO.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo |

Lamborghini Aventador S, con dirección integral y aerodinámica mejorada
Lamborghini Aventador S, con dirección integral y aerodinámica mejorada

Lamborghini ha dado a conocer la última versión del espectacular Lamborghini Aventador, que supone una puesta al día en materia de diseño y tecnología. Se denomina Lamborghini Aventador S y cuenta con unas cartas de presentación de lo más contundentes, fruto de los 740 CV de su motor V12 y del sistema de tracción total: 350 km/h de velocidad máxima, 2,9 segundos en el paso de 0 a 100 km/h, un 0 a 200 km/h de 8,8 segundos y de 24,2 segundos hasta 300 km/h. Pero no son las prestaciones su mayor punto fuerte, ya que el actual Lamborghini Aventador SV (750 CV) resulta todavía más rápido, rebajando sus cifras de aceleración hasta unos respectivos 2,8, 8,6 y 24 segundos. Lo que distingue al Lamborghini Aventador S son sus evoluciones tecnológicas, así como un diseño que no sólo mejora la aerodinámica, sino que reinterpreta alguna solución vista en icónicos modelos como el Lamborghini Countach, como se puede apreciar en los pasos de rueda posteriores.

El frontal del Lamborghini Aventador S ha ganado agresividad, con un deflector inferior más largo que consigue una mayor eficiencia aerodinámica. Ha mejorado el flujo de aire para la refrigeración del motor y los radiadores, mientras que dos conductos situados a los lados del parachoques delantero se encargan de reducir las turbulencias en la zona de las ruedas y optimizar el flujo de aire hacia los radiadores traseros.

En la parte posterior del Lamborghini Aventador S cobra protagonismo un difusor negro, opcionalmente realizado en fibra de carbono, que mejora la penetración aerodinámica al mismo tiempo que genera apoyo a alta velocidad. Se complementa con un alerón activo que puede modificar su inclinación en tres posiciones diferentes, dependiendo de la velocidad y del modo de conducción seleccionado, equilibrando la dinámica del modelo. A su vez, en los bajos carenados de la carrocería existen generadores de vórtices, tanto en la zona delantera como en la trasera, que amplifican al máximo el flujo de aire y al mismo tiempo colaboran con la refrigeración de los frenos. El resultado final respecto al Lamborghini Aventador Coupé anterior es un incremento de más del 130 % del apoyo aerodinámico en el tren delantero. Cuando el alerón posterior está en posición óptima, la eficiencia general de apoyo aerodinámico máximo aumenta un 50 %, mientras que el apoyo mínimo se incrementa un 400 % respecto al modelo precedente.

Lamborghini Aventador SA nivel dinámico, el Lamborghini Aventador S cuenta con armas como la tracción total, una suspensión adaptativa de nueva geometría y un nuevo sistema de dirección a las cuatro ruedas, que se combina con una dirección delantera activa recalibrada —más natural e incisiva, dicen—. Según el modo de conducción seleccionado se ajustan diferentes parámetros de todos estos sistemas, además de la respuesta del motor y del cambio. Además de los ya conocidos Strada, Sport y Corsa, se añade el modo de conducción Ego, que permite personalizar de manera independiente cada sistema. El peso en seco del Lamborghini Aventador S es de 1.575 kg.

También te puede interesar:

Lamborghini Aventador LP750-4 SV Roadster, la bestia mira al cielo

Lamborghini Aventador LP 700-4 Nazionale, pura raza italiana

Lamborghini Aventador LP 750-4 SV, misil italiano

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.