Publicidad

Lamborghini Aventador LP 700-4

“LP 700” por la brutal potencia de su motor central V12. “4” por la avanzada tracción integral. Y Aventador por tradición hacia nombres de toros. Con todo su sabor, pero con niveles de tecnología nunca vistos en la marca italiana, Lamborghini presenta un nuevo súperdeportivo de leyenda. Más rápido, más ligero… más salvaje. Convertido en sueño de 255.000 euros, a partir del verano sustituirá al Murciélago.
-
Lamborghini Aventador LP 700-4

Hacia tiempo que Lamborghini no sacudía un golpe de efecto en el planeta motor. Y ya se le esperaba. Desde que en 1998 la marca de Sant’Agata Bolognese se integrara en el Grupo Volkswagen (que, por cierto, le salvó de la quiebra) ninguno de sus superdeportivos había causado tanta sensación. Llegó el “pequeño” Gallardo, pero nacido ya de un programa para compartir estructura con el posterior Audi R8. Hoy, en cambio, el Aventador parte de un profundo desarrollo completamente propio y con toda la tecnología a su alcance. Y es que su misión es ya sustituir al “buque insignia” de Lamborghini: al gran Murciélago.

“Es un salto hacia el futuro. Al menos dos generaciones más avanzado en términos de diseño y técnica”. Así presentan desde Lamborghini su nueva criatura, un superdeportivo afiladísimo, puro músculo. Y muy innovador. Ya desde su estructura, formada por un monocasco fabricado en fibra de carbono (material que otorga altos niveles de ligereza y rigidez torsional) sobre el que se estructura una carrocería con numerosos componentes en aluminio (caso de marcos, puertas, capó delantero…). Todo para obtener un peso de sólo 1.575 kg.

Una ligereza desde luego sorprendente teniendo en cuenta las dimensiones del futuro Aventador. Porque a pesar de sus proporciones extremadamente deportivas (con una altura de sólo 1,14 metros y una gran anchura de 2,26 m contando retrovisores), el bólido italiano no oculta una enorme longitud de 4,78 metros. Estéticamente sorprenden también sus grupos ópticos, con luces diurnas de LED en forma de “Y” y sus enormes tomas de aire centrales situadas tras las puertas, de apertura y cierre automáticas en función de la temperatura y la necesidad de refrigeración de su motor central trasero. Por detrás, un alerón móvil, en enorme difusor y una carrocería inferior carenada garantizan también la mejor carga aerodinámica.

Abrimos sus dos puertas (por supuesto, como los legendarios Countach, Diablo y Murciélago, de apertura vertical en tijera) y encontramos en el nuevo Aventador una calidad de realización también desconocida en Lamborghini. Cierto que la distribución de los sistemas multimedia, así como el Drive Select de ajuste de dirección, motor, suspensión o transmisión, es muy similar a Audi, pero con todos los mandos y componentes de factura propia. A destacar un lenguaje de diseño con inspiración aeronáutica y una innovadora instrumentación por pantalla TFT. Claro que, lo mejor, llegará al pulsar el botón de arranque…

Bajo peso, enorme motor y fantástica aceleración. Con 700 CV de potencia, el Lamborghini Aventador anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 2,9 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h. Promete batir récords.

Rugido e infinita aceleración. Ubicado opcionalmente bajo una cubierta transparente, el Lamborghini Aventador estrenará un poderosísimo V12 de nuevo desarrollo y cifras mareantes. Para hacernos una idea: 6,5 litros de cilindrada, deportiva lubricación por cárter seco, control electrónica de apertura y cierre de válvulas, muy alta relación de compresión (11,8:1)… Todo para una traca final de 700 CV a nada menos que 8.250 rpm, con un par máximo de 70,4 mkg de fuera a 5.500 rpm. Y, además, montado 60 mm más bajo que el V12 del Murciélago para rebajar el centro de gravedad.

Con 1.575 kg y 700 CV, el nuevo Lamborghini Aventador marca una bajísima relación peso/potencia de sólo 2,25 kg/CV.

Como no podía ser de otro modo, tanta potencia será transmitida al suelo por Lamborghini a través de tracción a las cuatro ruedas. Su sistema, mediante embrague Haldex, distribuye la fuerza hacia el eje delantero o trasero en cuestión de milisegundos. Detrás, un diferencial autoblocante junto a un diferencial delantero electrónico y controlado por el ESP reforzarán la dinámica del súperdeportivo.

Junto a este conjunto, Lamboghini apuesta en el Aventador por una transmisión automatizada de 7 velocidades, denominada ISR (Independent Shifting Rods). Se trata, en realidad, de una caja robotizada (con un tiempo de respuesta entre marchas de 50 milisegundos, asegura Lambirghini que es la más rápida de su clase) similar a la que emplean el Audi R8 o el Lamborghini Gallardo, pero con dos sincronizadores simultáneos para engranar marcha. La marca italiana anuncia que no sólo es más ligera que una tradicional de doble embrague, sino también más compacta que una caja manual convencional.

En todo súperdeportivo, mejor no mirar la eficiencia. Pero el Aventador rebajará en un 20 por ciento los consumos del Murciélago a pesar de su mayor potencia. Homologará 17,2 l/100 km de media.

En cuanto a la amortiguación, Lamborghini sorprende con todo un recital técnico. Y es que su nuevo Aventador equipará una sofisticada suspensión tipo “Pushroad”, inspirada en la Fórmula 1 (donde la aplicó en Red Bull su ingeniero jefe, Adrian Newey) y perfecta para las altísimas prestaciones de este deportivo. Junto a discos de freno carbo-cerámicos, grandes neumáticos (255/35 en llanta de 19 pulgadas delante y 335/30 en llanta de 20” detrás) y una precisa dirección hidráulica con tres grados distintos de asistencia, su eficacia en carretera y circuito debe ser altísima. Ya soñamos con ponerlo a prueba.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.