Publicidad

Kia Quoris, así es su tecnología

El nuevo sedán de lujo de Kia se llamará Quoris en la mayor parte del mundo, salvo en Corea del Sur donde adoptará el nombre de K9. El nuevo buque insignia de Kia incorpora novedosos sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción que nunca antes había llevado un coche de esta marca. Los repasamos.
-
Kia Quoris, así es su tecnología
Aún no se ha confirmado de forma oficial, pero hay muchas posibilidades de que el nuevo Kia Quoris llegue al mercado español. En otros países del mundo, se empezará a vender durante el cuarto trimestre de 2012. Se trata de un vehículo de lujo con carrocería sedán de cuatro puertas y propulsión trasera. En la gama de la firma asiática, se situará un escalón por encima del Optima que ya conocemos.

Galería relacionada

Kia Quoris

Si algo en lo que destacará el Kia Quoris será en sus altos estándares de seguridad, con muchos dispositivos tecnológicos de asistencia a la conducción y de prevención de accidentes. Uno de estos sistemas es el denominado ASCC (Advanced Smart Cruise Control) o sistema inteligente y avanzado de control de crucero. La columna vertebral de este dispositivo es un radar de última generación colocado en el lado derecho del paragolpes delantero. Este radar es capaz de detectar todo lo que sucede por delante del vehículo hasta una distancia máxima de 174 metros.

Con el ASCC activo, el Kia Quoris mantiene en todo momento la adecuada distancia de seguridad con el vehículo que circula por delante. Con tan sólo pulsar un botón ubicado en el volante, el conductor podrá elegir hasta cuatro distancias de seguridad: 52, 40, 32 y 25 m a una velocidad constante de 90 km/h. Este sistema también permite una conducción más relajada para el conductor en el caso de situaciones de tráfico intenso con continuas paradas de los vehículos. Si el tiempo de detención supera los tres segundos, el coche automáticamente incide sobre los pedales del freno para detener el coche o para reiniciar la marchas, según la situación. Cuando estas paradas superan los tres segundos, el conductor podrá reiniciar la marcha si lo desea y desactivar esta función con tan sólo presionar el acelerador. Por el momento, Kia sólo ha confirmado los motores que ofrecerá para el K9 (Quoris en el resto del mundo) en Corea del Sur. Concretamente, estarán disponibles dos motores de gasolina V6: uno de 3,3 litros y 300 CV de potencia, y otro de 3,8 litros y 333 CV, ambos asociados a una transmisión automática de ocho velocidades. El sistema ASCC ya explicado también trabaja de forma conjunta con otros sistemas de seguridad del vehículo. De hecho, se integra dentro de un sistema más completo y complejo que se denomina AVSM (Advanced Vehicle Safety Management), que también interactúa con el control de estabilidad ESC, con el sistema activo de pretensión de los cinturones de seguridad y con los frenos. Ante el peligro de una posible colisión al detectar el radar y las cámaras del Kia Quoris que circula demasiado cerca del vehículo precedente, el sistema AVSM funciona en tres etapas o fases: en primer lugar, cuando las posibilidades de colisión son pocas, se enciende una señal luminosa sobre la pantalla LCD de la consola central y sobre el parabrisas delantero (esta señal en frente del conductor, a través del sistema HUD o Head up Display de proyección de información sobre el parabrisas); cuando el conductor no ha descendido la velocidad o ha frenado ligeramente y las posibilidades de colisión aumentan, en una segunda fase a la señal visual hay que añadir una señal acústica que se activa a la vez que se tensan y vibran los cinturones de seguridad; por último, en caso de inminente colisión, el vehículo acciona con fuerza los frenos, a la vez que se ajustan correctamente todos los cinturones de seguridad, tanto delanteros como traseros. El objetivo principal de este dispositivo no es sólo evitar la colisión, sino que en el caso de que se produzca el choque, minimizar en la mayor cuantía posible los posibles daños a los ocupantes del Kia Quoris.

Ambos dispositivos no son nuevos en el mundo del motor, pero en el Kia Quoris ofrecen sus propias características. El control de ángulo muerto Blind Spot Detection (BSD) se sirve de las imágenes captadas por dos radares de proximidad colocadas en cada una de las esquinas del paragolpes posterior. Cada uno de estos radares es capaz de detectar la presencia o no de vehículos hasta una distancia de 70 metros hacia detrás y hasta cuatro metros a cada lado. Este sistema se activa automáticamente si el coche circula por encima de los 30 km/h. En el caso de que el conductor no se dé cuenta de la presencia de vehículos en el ángulo muerto, este sistema lo avisa a través de una señal luminosa en el retrovisor del lado por el que hay peligro, además de ir acompañada esta señal por una alarma acústica. Si el conductor lo estima preciso, puede desactivar manualmente este dispositivo cuando lo desee. Kia también ha dado un paso más en el sistema de cambio involuntario de carril Land Departure Warning System. Mientras los radares del Quoris detectan objetos y vehículos por delante, por los lados y por detrás, unas cámaras de última generación son capaces de distinguir la forma de dichos objetos y coches, así como de las señales viales de la carretera que delimitan cada uno de los carriles. Este sistema funciona automáticamente a velocidades superiores de 60 km/h. Por último, a la hora de maniobrar y aparcar, el Kia Quoris también cuenta con un sofisticado sistema que nos facilita estas tareas. Gracias a la incorporación de cuatro cámaras (cada una en las esquinas del vehículo), prácticamente se tiene una visión de 360º de todo lo que sucede y hay alrededor del vehículo a bajas velocidades. Las imágenes captadas se visualizan en el monitor del sistema de navegación. Este sistema se desactiva automáticamente si se superan los 20 km/h. ¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.