Publicidad

Infiniti, futuro eléctrico y IPL G Cabrio

La marca de lujo de Nissan anuncia un nuevo proyecto eléctrico a la vez que muestra en Europa su línea deportiva Performance Line (IPL) con el G Cabrio. Mientras que el Infiniti EV no va más allá de un diseño, el IPL G Cabrio que veremos en el Salón de París es un modelo suficientemente avanzado para no poder ser considerado un concept. De su acogida depende la llegada de la línea IPL a Europa.
-
Infiniti, futuro eléctrico y IPL G Cabrio

El segmento eléctrico lleva tiempo no siendo patrimonio exclusivo de compactos y urbanos. Las marcas de lujo ya van comulgando con la exigencia medioambiental y la última en hacerlo es Infiniti. La marca de lujo de Nissan ha dejado claras sus intenciones hace unos días en el Infiniti Picadilly Center de Londres: están trabajando sobre un compacto eléctrico de cinco plazas.

Estos son los únicos datos facilitados por el vicepresidente de la marca, Andy Palmer, además de este diseño, que poco nos deja adivinar de su estética, excepto unas formas redondeadas, aerodinámicas y, cómo no, futuristas.

La idea del fabricante nipón parece ser lanzar este ecológico modelo en 2013. El Infiniti EV seguirá fiel a la filosofía de la marca, lo que supone lujo y altas prestaciones, pero con cero emisiones. Posiblemente, sepamos más sobre el futuro de este eléctrico en el Salón de París 2010.

Hace apenas unas semanas, Infiniti presentaba en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach (EEUU) su nueva línea deportiva: Infiniti Performance Line, que atiende a las siglas IPL. El modelo escogido para la ocasión fue el IPL G Coupé, cuyo lanzamiento parecía ser exclusivo del mercado estadounidense. Pero la marca de lujo de Nissan quiere probar nuevos horizontes y, para ello, mostrará en el Salón del Automóvil de París 2010 la variante cabrio del IPL G.

Los cambios estéticos y mecánicos ya conocidos en la variante coupé se mantienen en el descapotable, aunque la mecánica V6 de 3,7 litros eleva la potencia algo menos llegando a los 338 CV  a 7.400 rpm –el coupé anunciaba 353 CV de entrega-. No obstante, se trata de un propulsor un 30 por ciento más eficiente, más acorde con las exigencias medioambientales europeas. La resta de potencia no impide al IPL G Cabrio disfrutar de unas excelentes prestaciones: eliminando la limitación de velocidad supera los 270 km/h y necesita sólo seis segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.

Al igual que la variante coupé y respecto a la segunda generación del G37, suma suspensiones endurecidas, el diferencial de deslizamiento limitado VSLD, el sistema de frenado de alto rendimiento, con discos de frenos de cuatro pistones ventilados y pinzas de aluminio, el nuevo escape de altas prestaciones y la mejorada caja de cambio automática de siete velocidades.

En lo que a diseño se refiere, estamos ante el mismo modelo que vimos a finales de agosto, sumando agresividad al G37 con aportes más deportivos en la carrocería, así como en las llantas de 19 pulgadas de siete radios.

Si bien no se trata de un modelo de producción, tampoco se puede decir que lo que veremos en la muestra parisina sea un prototipo, si no de un modelo pre-serie: de su aceptación depende que la Infiniti Performance Line llegue a Europa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.