Publicidad

Hyundai i10

Se fabrica en India y llega con una imagen renovada, tanto interior como exterior. Lo más llamativo, precisamente el frontal hermanado con el resto de la gama.
-
Hyundai i10

Nos explican en Hyundai que, dado que en el segmento de los pequeños el 94 por ciento de las ventas corresponden a modelos de gasolina, ya no tenía sentido traer el motor Diesel. Y si no tiene sentido en un mercado como el español, tan amante del Diesel tenga o no justificación económica… Lástima que la eliminación de versiones, con el ahorro de costes que supone, no se vea reflejado en el precio. Según entras en la página web de Hyundai el reclamo del i10 saliente, con 7.900 euros, se muestra una poderosa alternativa a la compra de un usado. Justo esto es lo que se puede achacar al nuevo i10, que arranca por encima de los 10.000 y sobrepasa los 11.500 euros en la versión que pudimos conducir (aunque anuncian una campaña de lanzamiento con un descuento de 1.400 euros), una decentemente equipada versión 1.2, con una motorización de 87 caballos de lo más predispuesta a salir a carretera, por su dinamismo a velocidades legales.

Galería relacionada

Hyundai i10, lo conducimos

Para afrontar este posible propósito viajero –aunque sea una vez al año- se han endurecido las suspensiones, que resultan firmes, aunque a baja velocidad pueden resultarlo demasiado. Especialmente porque el precio se justifica dado que estos coches rara vez son el primer coche o el coche de primer acceso al automóvil, sino que la mayoría de sus compradores llevan años de coches a sus espaldas y eligen un segmento A nuevo, beneficiándose de los cinco años de garantía de Hyundai, cuando ya “no necesitan más carrocería”. Y estos clientes suelen saber lo que es confort de marcha. Por si los nietos, está homologado para cinco plazas y conserva el maletero de 225 litros, notable para un coche de 3, 5 metros (menos de 140 homologa un Aygo solo ligeramente más corto).
También existe una motorización más pequeña, el motor Epsilon 1.1 de tres válvulas por cilindro ya conocido. También es un cuatro cilindros, ofrece ahora una potencia de 68 caballos, dos más que antes, pero a cambio de elevar su régimen de par máximo de 2.800 a 4.500 rpm. No hemos podido conducirla, pero presumimos que requerirá un uso aún mayor del cambio y sus consumos no consiguen rebajar oficialmente los del más moderno 1.2. Esta versión exclusivamente en acabado Classic ya incluye un indicador de cambio de marcha en el cuadro de instrumentos y tomas USB y auxiliar de audio.

La presentación del acabado Comfort del 1.2 es visualmente atractiva, se incluyen mandos en el volante y entre los elementos de seguridad no solo hay airbags laterales y de cortina, también reposacabezas activos.
Una caja automática de cuatro marchas, que eleva oficialmente en 1,2 litros a los cien el consumo en ciudad, se ofrece también con el 1.2 Comfort por 1.500 euros adicionales.

I10 1.1 Classic: 10.690 euros.
I10 1.2 Confort: 11.590 euros.
I10 1.2 Conf. aut: 13.090 euros.

Campaña de lanzamiento: 1.400 euros de descuento

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.