Publicidad

Honda Civic 2018: con nuevo motor Diesel 1.6 i-DTEC de 120 CV

Honda presentará en el próximo Salón del Frankfurt en septiembre el Honda Civic 1.6 i-DTEC 120 CV, versión que llegará en marzo de 2018 a los concesionarios españoles.
-
Honda Civic 2018: con nuevo motor Diesel 1.6 i-DTEC de 120 CV

La oferta mecánica de la décima generación del Honda Civic 2017 se ampliará el año que viene con la llegada de una versión Diesel. Hasta ahora la gama se ha articulado en una novedosa familia de motores de gasolina: el tricilíndrico 1.0 Turbo VTEC 130 CV y el 1.5 Turbo VTEC 182 CV. Además, se ofrece la versión Type R, que también ha estrenado un nuevo motor 2.0 Turbo VTEC de 320 CV, dando por finalizado el idilio de los Type R con los rabiosos motores atmosféricos de la marca.

El nuevo Honda Civic Diesel (4 y 5 puertas) montará el motor 1.6 i-DTEC que se utilizó en la anterior generación Civic y que está presente en el los actuales Honda HR-V y CR-V, pero pertinentemente actualizado. Honda ha realizado mejoras significativas en el motor y el sistema de escape con el fin de maximizar el rendimiento en condiciones reales de conducción. Se mantienen los mismos 120 CV (y 300 Nm), pero con una mejora en su eficiencia que se traduce en un consumo de combustible a partir de 3,7 l/100 km. Se anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h de 10,4 segundos. A mediados de año estará disponible también con una transmisión automática de nueve velocidades.

Motor Honda 1.6 i-DTEC

Entre las mejoras del renovado motor 1.6 i-DTEC, destaca la reducción de la fricción de los cilindros —gracias a unos pistones fabricados con una aleación de acero con cromo y molibdeno de gran durabilidad—, así como nuevo y avanzado sistema de esmerilado de los cilindros con la finalidad de conseguir desplazamiento más fluido de los pistones. También cuenta con un renovado diseño de los puertos de admisión desarrollados para favorecer un eficaz flujo de admisión.

Por otro lado, el nuevo motor 1.6 i-DTEC de Honda es uno de los primeros en superar el test de emisión de partículas y NOx “RDE” (del inglés Real Driving Emission). Para ello, cuenta con un nuevo sistema de conversión del almacenamiento de NOx, con catalizadores de mayor tamaño y un contenido más alto de metales nobles (plata, platino y neodimio) que almacenan gas de óxido de nitrógeno hasta el ciclo de regeneración. Un sensor de hollín detecta de forma precisa cuándo es necesario el ciclo de regeneración, lo que incrementa la durabilidad del sistema de escape.

También te puede interesar:

Comparativa Honda Civic & VW Golf

Nuevo Honda Jazz 2018

Honda HR-V: SUV con alma de monovolumen

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.