Publicidad

El GTA Spano estará en el Salón de Ginebra

‘Made in Spain’, el GTA Spano lleva tiempo poniéndonos los dientes largos con sus sugerentes formas y su espectacular mecánica. Presentado mundialmente el año pasado en el Salón de Ginebra como prototipo, la cita de este año tiene el lujo de acoger la que es la versión definitiva de un superdeportivo que tan sólo tendrá 99 ‘representantes’ por las carreteras de todo el mundo.
-
El GTA Spano estará en el Salón de Ginebra
El fruto del trabajo de GTA Motor, empresa valenciana que hizo sus pinitos en el mundo de la competición y que se convirtió a fabricante artesanal de coches, se podrá admirar en todo su esplendor en el Salón de Ginebra de este año. La versión definitiva del GTA Spano, cuyas primeras unidades ya están en proceso de producción para ser entregadas próximamente, exhibirá un año después de ser presentado en la cita helvética de 2011 sus espectaculares líneas exteriores y, como no, sus estratosféricos datos de potencia y prestaciones.
Si hablamos de su motor, nos estaremos refiriendo a todo un V10 de 8,3 litros de cilindrada –‘prestado’ de un Dodge Viper–, que entrega nada más y nada menos que 780 CV, una potencia que se ve aumentada a 840 CV si usa bioetanol, además de un par motor de 93,87 mkg. Su velocidad máxima ronda los 350 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 2,9 segundos. Hay que recordar que el GTA Spano tendrá un precio final nada generoso: 530.000 euros. Una auténtica pieza de coleccionista que le convierte en más exclusivo todavía al fabricarse tan sólo 99 unidades. Las ‘maravillas’ del GTA Spano no se quedan aquí. Consigo trae los últimos adelantos técnicos –por ejemplo, dispositivos usados en la aeronáutica–, así como un chasis fabricado en fibra de carbono, titanio y kevlar. Formas angulosas, botones en lugar de tiradores para acceder al interior, entradas de aire junto a las puertas, discos ventilados carbón-cerámicos de 380 mm con pinzas AP Racing,… son otros secretos que encierra el GTA Spano.

Una vez en el interior resulta imposible no seguir asombrándose. El lujo y la deportividad se trasladan también al habitáculo, en el que se emplean materiales de gran calidad como el cuero, aluminio, titanio y fibra de carbono. Desde dentro observaremos lo que sucede alrededor nuestro gracias a una cámara trasera, a través de una pantalla LCD –no hay espejo retrovisor interior–. Domingo Ochoa, padre del proyecto, y Sento Pallardó, Director de Ingeniería de GTA Motor, son dos de los personajes claves en el desarrollo de este superdeportito con acento español. Hasta el momento han firmado acuerdos con países como China, EE.UU., Emiratos Árabes y diferentes países europeos, entre otros más, con el objetivo de ampliar y consolidar su red de distribución.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.