Publicidad

Fisker Karma, un deportivo híbrido de lujo

La unión entre exclusividad, deportividad, elegancia y eficiencia es posible. El Fisker Karma reúne todo este compendio de cualidades que lo convierten en un modelo muy, muy atractivo, tanto que el mismísimo actor de Hollywood Leonardo di Caprio ha sucumbido a sus encantos.
-
Fisker Karma, un deportivo híbrido de lujo
Los coches híbridos van aumentando en número y en adeptos. Uno de los más atractivos y espectaculares del momento es el Fisker Karma, una berlina híbrida con capacidad para cuatro ocupantes y con un batallón tecnológico que se esconde bajo su espectacular estética exterior.

Galería relacionada

Fisker Karma berlina híbrida

Presentado en la edición 2008 del Salón del Automóvil de Detroit, su producción comenzó hace unos meses. El primer cliente que podrá disfrutar del Fisker Karma es el actor de Hollywood Leonardo di Caprio, aunque no será el único personaje famoso que se pondrá a sus mandos. Los políticos norteamericanos Al Gore y Colin Powell también están entre la exclusiva nómina de clientes del Karma, del que Fisker ya ha recibido algo más de 3.000 pedidos. El precio del Fisker Karma en Europa parte de los 78.780 euros para la versión EcoBase, 85.269 euros para la variante EcoSport y 95.927 euros para el Karma EcoChic. En Estados Unidos, el precio de partida se sitúa en los 95.900 dólares (algo menos de 68.000 euros al cambio actual), a los que habrá que descontar una subvención gubernamental de 7.500 dólares. En modo cien por cien eléctrico, puede recorrer unos 80 kilómetros, mientras que la autonomía total se estima en unos 480 km. La tecnología híbrida del Fisker Karma la forman distintos elementos. Uno de los principales es el motor de combustión interna que incorpora, colocado en posición central delantera. Se trata de una mecánica de gasolina turboalimentada de origen General Motors, con 2,0 litros de cilindrada y 260 CV. No es el único propulsor que se esconde bajo su carrocería de cuatro puertas, ya que también nos encontramos con dos motores eléctricos que suman en total 300 kW de potencia (unos 408 CV). Cada uno de estos dos propulsores eléctricos se encuentra ubicado en una posición cercana a cada una de las ruedas traseras.

Por otro lado, las baterías de ión-litio cuentan con una capacidad de 20 kW y van colocadas en una posición intermedia entre ambos ejes, algo que repercutirá en la distribución óptima de pesos. El sistema de frenada regenerativa, dispositivo a través del cual se capta la energía cinética generada en una frenada o deceleración, se transforma en energía eléctrica y se almacena en la baterías, contribuye al batallón tecnológico y eficiente de este modelo. El Fisker Karma tiene dos modos de funcionamiento. Bajo la opción ‘Stealth Mode’, esta berlina híbrida se impulsa de forma cien por cien eléctrica pudiendo recorrer hasta 80 km, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y una velocidad máxima de 153 km/h. Por otro lado, este vehículo de cuatro plazas también puede funcionar a través de la opción ‘Sport Mode’, en el que el motor de gasolina, las baterías y los motores eléctricos se encargan de moverlo. En este modo híbrido, la autonomía aumenta hasta los 483 kilómetros, la aceleración de 0 a 100 km/h se produce en 5,7 segundos, mientras que la velocidad máxima que se puede alcanzar se sitúa en los 200 km/h. En ciclo combinado, Fisker anuncia un consumo de combustible realmente bajo: apenas 3,7 l/100 km y un nivel de emisiones de 83 g/km de CO2.

Entre su equipamiento y para no utilizar la energía almacenada en la batería convencional y en las baterías de ión-litio, se puede elegir como opción un techo solar con células foltovoltaicas que generan energía. Ésta sirve para hacer funcionar algunos de los sistemas eléctricos del habitáculo, tales como el aire acondicionado o el sistema de sonido. Fisker tampoco ha querido escatimar en esfuerzos para dotar a su Karma de un completo equipamiento de seguridad. De esta forma, de serie se ofrece el ABS, el control de tracción, el control de estabilidad y dos airbags frontales. Respecto a los neumáticos, el Karma calza unos de la firma GoodYear de las siguientes dimensiones: 255/35/R22 delante y 285/35/R22 detrás. Los rivales del Fisker Karma en Europa son numerosos, entre los más destacado el BMW 750i ActiveHybrid, el Porsche Panamera S Hybrid, el Mercedes S400 Hybrid, el Infiniti M35h y el Lexus GS 450h. ¿Con cuál te quedarías?
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.