Publicidad

Fisker Karma

Fundada en 2007, Fisker ya ha puesto en la calle su primer coche, el Karma. La nueva marca estadounidense nació con fines técnicos medioambientales muy evidentes al día de hoy y bajo esa deportiva imagen, el Karma acoge una planta motriz híbrida gasolina/eléctrica.
-
Fisker Karma
El año pasado nos presentaron el Karma en estado de prototipo y prácticamente como aquél ha llegado a la calle. Esa berlina deportiva con motor híbrido es ya un coche de calle del que se fabricarán en 2009 quince mil unidades. Las formas de su carrocería de aluminio y esas inmensas llantas de 20 pulgadas deja adivinar las intenciones del Karma, una berlina de corte deportivo aderezada con un interior tratado desde la perspectiva del lujo. Nada que asombre si no fuera por la planta motriz híbrida que Fisker ha desarrollado.

Galería relacionada

Fisker Karma y Karma S

El Karma utiliza un motor térmico de gasolina y dos eléctricos. El motor térmico tiene su origen en General Motors, en concreto utiliza un 2.0 Turbo e inyección directa de 260 CV, que trabaja en sintonía con dos eléctricos que suman otros 201 CV. Utiliza la nueva generación de baterías de litio que ahorran espacio y aumentan su capacidad energética, por lo que el Karma asegura una autonomía de hasta 80 kilómetros en propulsión únicamente eléctrica. En modo combinado llega a 480 kilómetros, pudiendo alcanzar una velocidad de 200 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h por debajo de los 10 segundos. Para los frenos se ha recurrido a una sofisticada tecnología electrohidráulica. En el techo hay más tecnología de vanguardia, al utilizar unos paneles solares para alimentar servicios secundarios. El compromiso por el medio ambiente ha llevado a Fisker a utilizar sólo madera para sus interiores de árboles quemados o caídos, nunca cortados por la industria maderera. Incluso se ha renunciado a la piel vacuna por un textil producido a partir del bambú. El precio en Estados Unidos será de 87.900 dólares.

Fisker ha aprovechado Detroit para presentar su primer coche de serie y sobre éste un concepto que figura un Karma convertible. El Karme S desecha dos puertas y cambia el techo fijo por uno retráctil rígido que deja al descubierto 4 asientos. Utiliza la misma planta motriz híbrida y llegaría a la calle en 2011.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.