Publicidad

Fiat Fullback, un pick-up italiano con ADN japonés

El primer pick-up de Fiat en este segmento, el Fullback, es un hermano gemelo del Mitsubishi L200, del que se diferencia por su logotipo y ligeros cambios estéticos.
M.G.V. autopista@mpib.es -
Fiat Fullback, un pick-up italiano con ADN japonés

La gama del Fiat Fullback se articula en nuestro mercado alrededor de dos carrocerías, dos opciones mecánicas y tres niveles de equipamiento. La que mayor demanda piensa acaparar es la de Doble Cabina, con cuatro puertas y cinco plazas, que tiene una longitud de 5,28 metros y una batalla de 3. La de Cabina Extendida tiene prácticamente la misma longitud, con 5,27 metros, pero presenta unas dimensiones de su caja mayores en contra de un habitáculo más pequeño, con 2+2 plazas gracias a dos banquetas abatibles en la zona trasera de su cabina.

Respecto al Mitsubishi L200 del que deriva, el Fiat Fullback se diferencia por los logotipos de su carrocería, la parrilla delantera, el diseño de las llantas así como en distintos detalles en su interior, siendo el volante el más reseñable.

Como es habitual en este tipo de coches, su estructura es un chasis de largueros y travesaños con la carrocería montada encima, con suspensión independiente en el tren delantero y un eje rígido con ballestas como elemento elástico; lo que aporta gran robustez aunque sea a costa de una merma de confort. Todo ello para conseguir superar la tonelada en cuanto a capacidad de carga —con 1.045 kg— y poder remolcar hasta 3.100 kg.

Fiat FullbackTiene dos tipos de tracción total, una sencilla sin diferencial central llamada Easy Select 4x4, sólo para su empleo en campo, mientras en carreteras o firmes adherentes rueda como tracción trasera, y otra más evolucionada, Super Select 4x4, con un diferencial de tipo Torsen bloqueable que nos permite tener tracción a las cuatro ruedas en cualquier circunstancia. Además, opcionalmente se puede equipar un bloqueo del diferencial trasero.

Para su motorización, también de procedencia Mitsubishi, el Fiat Fullback recurre a un Diesel 2.4 tetracilíndrico con dos niveles de potencia: 154 o 181 CV, con un consumo medio homologado que oscila según versión entre 6,4 y 7,2 l/100 km. La caja de cambios es manual de 6 velocidades, si bien en opción se ofrece un automático con convertidor de para de 5 relaciones.

SX, LX y Opening Edition son los tres niveles de equipamiento disponibles. El primero, muy básico, ofrece de serie control de estabilidad, control de crucero, aire acondicionado o cierre centralizado, pero sólo cuenta con doble airbag y carece de ventanillas eléctricas. El LX añade distintos sistemas electrónicos de ayuda a la conducción como el aviso ante cambio de carril involuntario o los sensores de luz y lluvia, 9 airbags, elevalunas eléctricos y llantas de aleación entre otros. El Opening Edition además suma climatizador, Bluetooth y pantalla de 6,1”. Su precio arranca en los 24.739 euros del 2.4 4x4 SX de 154 CV con Cabina Extendida a los 31.941 euros del 2.4 Automático 4x4 Opening Edition de 181 CV.

También te puede interesar

Prueba Toyota Hilux

Nuevo Nissan Navara

Volkswagen Amarok Highline, un Pick-Up de lujo

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.