Publicidad

DS3 2016, el pequeño coche premium gana identidad

El DS3 2016 es un paso más hacia la configuración de la marca ‘premium’ de Citroën; una actualización con el nuevo logo antes de la llegada de la segunda generación.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

DS3 2016, el pequeño coche premium gana identidad

El DS3 2016 se convierte en el último paso dado por la marca ‘premium’ para ‘independizarse’ de Citroën, una serie de cambios estéticos, tanto exteriores como interiores que terminen de desligar a ambas firmas. Se trata de un avance antes de la llegada en 2018 de la segunda generación del DS3, que no parece que podamos ver en los concesionarios hasta entrado el año 2019.

La presentación oficial del DS3 2016 tendrá lugar en el Salón de Ginebra de este mismo año, pero nosotros ya hemos podido ver qué aspecto tendrá. Por supuesto, habrá versión deportiva.

Lo primero y más importante, es que el doble chevrón que seguía incorporando a finales de 2014 (momento en el que empezamos a hablar de forma oficial de DS y no de Citroën), deja paso a la nueva calandra de forma hexagonal con el emblema DS. El contorno de esta pieza tiene un marco en acabado cromado que recorre la parte baja de los faros delanteros y la parte alta de los faros antiniebla, también con tecnología LED.  Igual que ha ocurrido con sus hermanos mayores DS4 y DS5, el DS3 gana el frontal conocido con el nombre de ‘DS Wings’ (Alas DS en su traducción al español), pero es el primero de los tres en el que hablamos de dobles ‘Wings’.

Los atractivos indicadores de dirección desfilantes (realizan un efecto de movimiento desde un extremo a otro) de tipo LED siguen siendo una seña de identidad de este modelo.

El DS3 2016 se ofrece tanto con carrocería berlina de tres puertas como con su opción cabrio (techo eléctrico desplegable que se puede activar a velocidades de hasta 120 km/h). Sus dimensiones mantienen en los 395 cm de largo, los 171 cm de ancho y los 146 cm de alto, mientras que el maletero ofrece un espacio de 285 litros (245 litros en el caso de la carrocería cabrio).

Fiel a su estilo, mantiene una amplia variedad de opciones de personalización tanto a nivel exterior como interior, como una carrocería bi-tono o diversos materiales a elegir para la tapicería del habitáculo. Podemos hablar de un escalón por encima de lo que ofrecen marcas como Fiat u Opel y de algo similar a lo que tiene Mini en sus coches de este segmento.

En el interior del DS3 2016 encontramos mejoras en cuanto a los materiales trabajados y en los detalles e inserciones, mientras que en el aspecto tecnológico tenemos el sistema de información y entretenimiento con una pantalla táctil de 7 pulgadas, con funciones de navegador GPS y con ‘Mirror Screen’, que une las funciones de Mirror Link y CarPlay. Estas últimas permiten conectar dispositivos móviles con sistema operativo Android y Apple, respectivamente. También incorpora la cámara trasera de aparcamiento.

Desde la app para móviles ‘MyDS’ se puede acceder desde un smartphone a información como el carburante que nos queda en el coche, el sitio en el que hemos aparcado o el libro de las revisiones.

Los motores del DS3 2016 seguirán siendo prácticamente los mismos que hemos visto hasta ahora. Encontramos los propulsores tricilíndricos de gasolina 1.2 PureTech en los niveles de potencia de 82, 110 CV y 130 CV (este último de nueva incorporación), así como el motor de cuatro cilindros de gasolina 1.6 THP de 165 CV. La mecánica Diesel es un bloque de cuatro cilindros y 1,6 litros BlueHDI, a elegir entre 75, 100 y 120 CV de potencia. Todos ellos llegan adaptados a la normativa Euro 6.

El DS3 Racing ahora se llamará DS3 Performance

El DS3 Performance bien se merece una mención especial, apartado del resto de la gama. Al igual que con el Citroën DS3 Racing, esta versión deportiva hace uso de un motor de gasolina 1.6 THP de 208 CV, una mecánica que ofrece un par motor máximo de 30,61 mkg y que se acopla a la transmisión manual de seis velocidades (MCM). Se puede asociar tanto a la carrocería normal como a la cabrio y dispondrá del tan apreciado diferencial de deslizamiento limitado de tipo Torsen.

Entre sus preparaciones especiales, encontramos una puesta a punta de los frenos, un altura rebajada del bastidor (en 15 mm) y un ensanche de las vías delantera y trasera.

El diseño exterior e interior también jugará un importante papel en el DS3 Performance, contando con unas llantas de 18 pulgadas pintadas de negro diamantado, así como unos asientos de tipo ‘baquet’ tapizados en cuero y Alcántara, entre otros detalles de corte rácing.

Para los que quieran ir más allá, la edición ‘Performance’ dispondrá del ‘Pack Carbono’ para el interior y de un kit especial para la carrocería.

También te puede interesar

Citroën DS4 Crossback 2016, un SUV premium

Citroën DS Divine Concept

Probamos el DS3 con la nueva caja de cambios automática de seis velocidades EAT6

Así es CarPlay para Apple

¿Qué es el Mirror Link?

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.