Publicidad

Citroën C2: nueva cara

La marca francesa ha decidido refrescar la imagen de su pequeño utilitario con ligeros cambios estéticos, que afectan sobre todo al frontal. También apuesta por un mayor impulso de las versiones más ecológicas.
-
Citroën C2: nueva cara
Desde su lanzamiento en 2003, Citroën ha vendido en toda Europa más de 480.000 unidades del C2 y ahora ha decicido actualizar su carrocería, especialmente en el rostro. En este sentido, se observan varios cambios en el faldón inferior, con un paragolpes que resulta más volumnioso y tomas de aireación diferentes sobre las que se integran los faros antiniebla.

Galería relacionada

Citroën C2 2008

Si te fijas en la foto que te ofrecemos de la gama que todavía está a la venta, también salta a la vista la nueva calandra, cromada y con unos bordes más redondeados y una mayor dimensión para los clásicos chevrones, la habitual seña de identidad de la marca que aumenta de tamaño en la nueva gama C2, tanto a lo ancho como a lo alto. En algunos países, Citroën enriquecerá la gama diésel con la versión HDi de 110 CV dotada de filtro de partículas –ya disponible en España–, una mecánica que destaca por un consumo contenido de 4,4 litros cada 100 kilómetros, y por unas bajas emisiones de CO2, de 119 g/km –en nuestro país este modelo está exento del Impuesto de Matriculación–.

Desde un punto de vista medioambiental también destaca la versión 1.4 16V, de 90 CV, con sistema Stop & Start, una tecnología que aporta importantes ventajas en términos de confort acústico y de economía de consumo. El dispositivo de arranque y parada permite reducir un 10 por ciento tanto el consumo como las emisiones de CO2 en ciclo urbano y hasta un 15 por ciento cuando la circulación es especialmente densa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.