Publicidad

Citroën Tubik

Peculiar concepto que retoma los genes estéticos de un icónico vehículo de reparto de la guerra mundial y décadas posteriores pero apostando por el transporte de personas al más alto nivel.
-
Citroën Tubik

Sus creadores lo definen como un ‘shuttle’ tecnológico alto de gama para que el mayor número de ocupantes disfruten del placer de viajar. Así, nos encontramos espacio para hasta nueve plazas independientes que casi más que un habitáculo del tipo al que estamos acostumbrados, se encontrarán con un espacio ‘lounge’, donde sus ‘inquilinos’ disfrutarán del confort y del descanso gracias a la modularidad de los asientos, que se pueden ‘semitumbar’, disponer cara a cara, escamotear para lograr un espacio diáfano, todo ello arropado con materiales exclusivos como los asientos de fieltro, seda en los paneles de las puertas y suelo de cuero y la tecnología más vanguardista: pantalla panorámica semicircular multimedia, sonorización de alta definición…

Cúbico, muy cúbico

Medidas poco habituales para los modelos de los que solemos hablar, salvo la longitud de 4,8 metros: 2,08 metros de ancho y 2,05 metros de alto. Zona exterior delantera marcada por la retro chapa ondulada del Tipo H y el doble montante en el parabrisas para dar paso al volumen principal. El conductor es reconocido digitalmente y accede a su posición a través de una puerta tipo élitro mientras que por la gigantesca derecha corredera, se da paso a la zona de ocupantes. Al volante nos encontramos un trazo circular que reagrupa asiento, pedal, volante y banda circular del visor de datos sobre el parabrisas, que complementa la pantalla situada en el centro del volante.

Casi en el capítulo anecdótico, la motorización, por conocida ya dentro de la marca y del grupo PSA, la híbrida Diesel –térmico para el eje delantero y eléctrico para el trasero- que garantiza niveles de CO2 similares a los de una berlina convencional.

Monta unas llamativas llantas de 22 pulgadas asociadas a neumáticos de baja resistencia a la rodadura y, como no podía ser de otra manera hablando con Citroën, suspensión hidractiva para mantener siempre la distancia al suelo constante, aunque con posibilidad de reducirse cuando queremos rodar a alta velocidad.

Galería relacionada

Citroën Tubik

Guiño cómplice el del estilo de este Tubik a aquel TUB (Traction Utilitarie Basse) que se fabricó entre 1939 y 1941 y que luego se retomaría, una vez terminada la guerra, en 1947 ya bajo la denominación Type H hasta 1981 con un total de 473.289 unidades realizadas. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.