Publicidad

Chevrolet Captiva Sport

Dos años después de su lanzamiento, el Chevrolet Captiva estrena traje deportivo. Basado en la versión 2.0 VCDi de 150 CV LTX automática, corona la gama del popular SUV compacto añadiendo más agresividad en su estética y mejoras de equipamiento.
-
Chevrolet Captiva Sport
La batalla por conquistar el mercado de los SUV compactos, una categoría que en los últimos cinco años ha duplicado su cuota de mercado, sigue al alza. Ya ningún fabricante quiere quedarse al margen. De ahí que generalistas como VW, con su Tiguan, Ford y su nuevo Kuga o Renault junto a su próximo Koleos, además de marcas “premium” como Audi y Mercedes con sus futuros Q5 y GLK, respectivamente, apuesten decididamente por este segmento.

Galería relacionada

Chevrolet Captiva Sport

A Chevrolet no le hace falta. Desde junio de 2006 compite en él con su Captiva, que se ha convertido ya en uno de los líderes en venta y su modelo de mayor éxito. Pero no por ello queda al margen de esta avalancha de novedades. Ahora, tras disponer ya de variantes de 5 y 7 plazas, de tracción delantera o integral, y de motorizaciones Diesel y gasolina, añade una nueva versión deportiva para conformar una gama muy variada.

El nuevo Chevrolet Captiva Sport se convierte en la versión más exclusiva de este todo terreno ligero de 4,64 metros de longitud. Por eso sólo estará disponible con el motor Diesel más potente, un 2.0 VCDi de 150 CV y 32,7 mkg de par a 2.000 rpm, junto a su conocido cambio automático con convertidor de par y 5 relaciones. Y, por supuesto, con capacidad para siete plazas y tracción inteligente a las cuatro ruedas. Sus prestaciones no cambian, anunciando una aceleración de 0 a 100 km/h en 12,2 segundos y velocidad máxima de 180 km/h. El Chevrolet Captiva Sport introduce modificaciones estéticas para reforzar su carácter deportivo. Así, por fuera, añade ahora en su frontal inserciones cromadas en la parrilla y los antiniebla delanteros, junto a un diseño más deportivo de la rejilla inferior y faros delanteros oscurecidos. En la trasera, los pilotos se encastran en un cristal transparente con fondo cromado y aparecen nuevas salidas de escape sobredimensionadas. Llantas de aleación de nuevo diseño, tiradores cromados, barras de techo en color aluminio, junto a molduras laterales, paragolpes y protectores de pasos de rueda pintados en negro satinado… Un Captiva muy agresivo. El trabajo para distinguir a esta exclusiva versión Sport se traslada también al interior. Destacan los nuevos asientos con la parte central en cuero rojo, el mismo color que ahora tiñe las costuras. Además se añaden inserciones en símil carbono para completar este cambio de “look”.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Chevrolet Captiva Sport parte del acabado superior LTX –que ofrece de serie 8 airbags, climatizador, control de estabilidad y crucero, sensor de lluvia, y un largo etcétera- para añadir de fábrica techo solar eléctrico y una agresiva pintura metalizada negra. Ya sólo falta conocer su precio, marcado inicialmente por Chevrolet en 38.780 euros. Son 2.400 euros más que la versión sobre la que deriva, y a la que añade detalles puramente estéticos.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.