Publicidad

Candidatos Car of the Year 2013: Ford B-Max

Plataforma técnica del popular Fiesta y soluciones originales como la ausencia del pilar B, el nuevo Ford B-Max es un monovolumen de pequeño tamaño -mide 4,07 m de largo- que aporta savia nueva no sólo en la gama del fabricante del óvalo, sino también en su segmento. Un completo equipamiento y los modernos motores de gasolina Ecoboost son otras dos importantes bazas a su favor.
Jorge Serrano -
Candidatos Car of the Year 2013: Ford B-Max

C-Max, S-Max, Galaxy y, desde hace unos meses, nuevo B-Max. Ésta es la oferta actual de monovolúmenes de Ford. La plataforma técnica de la que parte es la del Fiesta, pero el B-Max incorpora características propias que potencian su atractivo. De los nominados a los premios Car of The Year, el B-Max es el único en este segmento, en una edición 2013 copada por la mayoría por vehículos del segmento C de los compactos (VW Golf, Mercedes Clase A, Volvo V40 e Hyundai i30).

 

Ford B-MaxEl nuevo Ford B-Max cuenta con numerosos elementos a su favor que le convierten en un vehículo atractivo para muchos potenciales compradores. En primer lugar, su pequeño tamaño de poco más de 4 m de longitud, lo que le aporta mayor maniobrabilidad para moverse por ciudad, sin que la buena habitabilidad y el espacio del maletero se vean mermados.

 

Según nuestras impresiones durante nuestras pruebas, podemos concluir que el B-Max presenta una plazas delanteras amplias y confortables, con unos asientos situados a una altura idónea para acceder a ellos. La anchura permite viajar sin muchos agobios con el acompañante, aunque, eso sí, siempre y cuando sea de tamaño más o menos mediano.

 

En las plazas traseras del B-Max hay dispuestos tres asientos, pero como suele ser habitual, dos viajarán confortablemente y tres adultos algo más justos. Hay una buena altura y el espacio para las piernas está dentro de lo que se puede esperar de un coche de estas dimensiones. El maletero cuenta con una capacidad de 304 litros (con rueda de repuesto de emergencia) o 318 litros (si incorpora kit repara-pinchazos). Un aspecto práctico a valorar es el hecho de que el asiento delantero derecho (el del acompañante) se puede abatir, con lo que disponemos de 2,35 metros para llevar objetos de gran longitud.

 

Cómodo y holgado acceso al interior

El acceso al interior del Ford B-Max es, sin duda, uno de sus principales puntos fuertes. Gracias a la ausencia de pilar B y a las puertas traseras con mecanismo deslizante (comúnmente llamadas como puertas correderas), el espacio disponible para entrar al vehículo, tanto en las plazas delanteras como en las posteriores, es muy generoso, uno de los mejores del mercado y sin rival entre sus competidores.

 

Motores de entre 75 y 120 CV

El Ford B-Max se ofrece con una amplia gama de mecánicas disponibles, tanto en gasolina como en Diesel, pero por encima de todas ellas, destaca una: el motor tricilíndrico de gasolina Ecoboost de 1 litro de cilindrada con 100 y 120 CV de potencia. Lo cierto es que este “pequeño” (ganador del Premio al Mejor Motor del Mundo 2012) se vuelve todo un “gigante” en cuanto a rendimiento y eficiencia se refiere.

 

Para los que prefieran el Diesel, el Ford B-Max también está disponible con dos motorizaciones: un 1.5 TDCi de 75 CV y un 1.6 TDCi de 90 CV.

 

Buen equipamiento

En la oferta de equipamiento del Ford B-Max, nos encontramos con numerosos sistemas de entretenimiento, confort y seguridad. Pero entre ellos, seleccionamos dos dispositivos.

 

El primero de ellos es el sistema multimedia Ford SYNC, en el que se incluyen la interfaz de voz capaz de realizar múltiples funciones, entre las que destaca la lectura de mensajes de texto recibidos al smartphone así como el envío urgente de una señal de alarma a los servicios de emergencia en caso de producirse un accidente con la localización del punto exacto en el que se encuentra el coche. El segundo sistema interesante en el B-Max es el Active City Stop, capaz de frenar el vehículo de forma automática si detecta un objeto delante y el conductor no pisa el freno. Según Ford, este sistema permite evitar la colisión siempre que se circule por debajo de 15 km/h y minimizar los daños cuando se rueda a 30 km/h(velocidad máxima a la que actúa).

 

Así lo ve AUTOPISTA

La incógnita se desvelará el próximo 4 de marzo a las 15 horas en el Salón de Ginebra. Así valora nuestro director y jurado de los 58 periodistas europeos que otorgan el premios, Juan Carlos Payo, los ochos finalistas –habitualmente son siete pero en la ronda previa hubo un empate-.
"No tenía Ford un monovolumen pequeño y el B-Max busca practicidad máxima en poco más de cuatro metros, con el argumento de las puertas que convergen en un inexistente pilar B. Nos siguen encantando sus motores Ecoboost -ya los votamos, mucho y bien el año pasado- aunque esa puerta trasera agradecería algún tipo de accionamiento electrónico."

Galería relacionada

Car of the Year 2013: Ford B-Max

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.