Publicidad

Campagna V13R: un triciclo atómico con motor de Harley Davidson

El Campagna V13R no es ni un coche, ni una moto; es un triciclo de chasis tubular y motor Harley Davidson con ingredientes de ambos que prometen diversión al volante.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Campagna V13R: un triciclo atómico con motor de Harley Davidson

Campagna Motors —no confundir con el carrocero milanés Castagna— es un fabricante de vehículos de tres ruedas canadiense, con base en Montreal. Al Campagna T-Rex, un musculoso cruce entre moto y coche, pues de las primeras toma toda la parte mecánica, pero con los segundos tiene en común chasis tubular, un escueto techo para proteger a sus dos pasajeros situados lado a lado o su eje delantero con dos ruedas; se suma ahora el Campagna V13R.

En este espectacular proyecto es todo un guiño al público de su vecino del sur, Estados Unidos. Así, en lugar del motor 1.6 de BMW de los últimos Campagna T-Rex en su nuevo triciclo, algo más grande, se emplea uno «made in Harley Davidson»: el V-Rod Muscle, refrigerado por agua, estrenado en la superbike y, probablemente —Campagna Motors no da información en relación a ello— en versión de 1,2 litros en lugar del original 1.0. Así se consiguen 122 CV a 9.000 rpm, una cifra superlativa para un motor de la firma de Milwaukee, Harley Davidson. En el Campagna V13R está asociado a una caja de cambios secuencial de cinco velocidades que entrega la fuerza a través de la rueda trasera (205/35 ZR18, sus dimensiones), cómo no, con la habitual transmisión por correa asociada a este motor V-Road Muscle.

Campagna V13R: relación peso/potencia espectacular

Las prestaciones deben ser de infarto, porque el Campagna V13R pesa poco más de 520 kg gracias a esa construcción ligera que suponen los chasis tubulares y la carrocería de fibra de vidrio que envuelve esa estructura. De hecho, su relación peso/potencia viene a ser semejante a la de un Porsche Boxster S.

Campagna V13RY es que no hay nada convencional en este espectacular crossroad, un vehículo que promete tanto prestaciones como sensaciones de superdeportivo pero que, a diferencia de cualquiera de estos, no vas a encontrar en él ni airbag, ni equipo de música, ni calefacción… en definitiva, es tan escueto como una moto, pero con la diferencia de que sus dos ocupantes van sentados a apenas un palmo del suelo y, al disponer de cinturones, no necesitan llevar casco.

El precio de este Campagna V13R es de 54.000 dólares, unos 48.700 euros. Una fórmula, sin duda, más económica que la que suponen otros «cacharros» exóticos y también garantía de sensaciones únicas como el KTM X-Bow —desde unos 74.000 euros, con 240 CV para mover sus algo más de 850 kg—, el Ariel Atom… Con un planteamiento más próximo a una moto, por mucho que con tres ruedas, en el mercado español son más los Spyder de Can-Am. Lo más parecido, en clave europea, al Campagna V13R es, probablemente, el Morgan 3 Wheeler.

También te puede interesar

- Morgan 3 Wheeler Superdry Edition

- Ariel Nomad, un Atom offroad

- KTM X-Bow GT, pura diversión

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.