Publicidad

El C5 Airscape puede echar a volar

No hace falta enviar firmas para que se fabrique el C5 Airscape, como sugería alguno de vosotros en los comentarios del nuevo C5. Nos ha dicho Vincent Besson, director de productos y mercados de Citroën, que se tomará la decisión en diciembre, pero…
-
El C5 Airscape puede echar a volar
… nos dio tantos datos, que inferimos que el proyecto está maduro y que sólo falta la luz verde en diciembre del máximo responsable, ante el riesgo que conlleva toda iniciativa empresial. Pero sí, confiesan que era verdad ese rumor de que lo enseñaron en el Salón de Frankfurt porque se enteraron de que Renault iba a mostrar su Laguna Coupé al lado del Laguna. Su nuevo C5 les ha quedado tan estilizado, que no hace falta una versión coupé, pero reconocen que los impactó la buena acogida del Airscape y que decidieron seguir estudiando el proyecto.

Galería relacionada

Citroën C5

Vaya si lo han estudiado. Con el número de unidades que debe acoger el mercado (que no se atrevió a precisar), la única solución es realizarlo tal cuál se propuso en el concepto, con techo de lona. Plantearse un coupé-cabrio con techo duro sería demasiado costoso de realizar y demasiado trabajoso de desarrollar. Además, queda el efecto estilístico de la lona –“no hay más que ver que el A4 Cabrio resulta bien”, reconoce-, que permitiría jugar con colores y añadir nuevo dramatismo. Al menos, esa es la línea marcada por el jefe supremo, Gilles Michel, que entiende que las berlinas sólo se venden si entran por los ojos, con “efecto flechazo”. Nos cuenta que al menos tardará dos años en llegar al mercado y, como sabemos que el C5 también se hará en China… “No, no se haría en Wuhan… hay mucho humo para un cabrio en China (risas)… se tiene que hacer en Francia”. Ver más del Citroën C5 Airscape

Si para el Airscape sólo faltan los flecos, no sería de extrañar si viésemos una reedición del DS, el Citroën "Tiburon", un icono intemporal de estilo, presente en decenas de películas y spots cuando no interesa dar referencias temporales. Nos niega que un “dos caballos” se pueda reeditar como el Mini o el Fiat 500, pero, al preguntar por un DS, responde como un látigo… “Está en un segmento complicado, pero todos los elementos de estilo del DS son perfectamente retomables. Los procesos de producción modernos permiten resolver el coche entero. Eso sí, hay que hacerlo un poco más ancho…” Vamos, una reflexión de lo más madurada: ¿veremos pronto un estudio de diseño, un concepto o un prototipo del Citroën DS siglo XXI? ¿Qué tal un C7? “A nadie se le había ocurrido llenar el hueco bajo el C8 hasta que lanzamos el Citroën C6. Ojalá podemos llenarlo (risas)”. Del sustituto del Citroën C8, nada previsto. O mejor dicho, todo. Está sobre la mesa desarrollarlo sobre la plataforma 3, la del C5-C6, que puede ir con suspensión normal o neumática. Contentos con el proyecto C-Crosser , desarrollado conjuntamente con el Mitsubishi Outlander (“por falta de tiempo”, nos reconocen), “por qué no vamos a plantearnos desarrollar algo sobre esta base, como el Mitsubishi Delica”. Puede que haya más posibilidades, incluida la de seguir "a tercios" con Fiat.

Aprovechamos para que nos cuente algo más del Citroën C5 , que nos ha impactado al verlo en directo, mientras reflexiona que "desde que nació el Citroën DS, en 1955, en este segmento Citroën no ofrecía resortes metálicos. Ahora vamos a ver de verdad si la suspensión hidroneumática era un factor limitante de las ventas”, nos dicen , “porque lo vamos a ofrecer en el segundo nivel de equipamiento de los tres existentes, el que eligen mayoritariamente las flotas de empresa y los alquiladores”. Esperan que el 60 por ciento de los compradores se decanten por la suspensión metálica, casi el mismo porcentaje que nuevas conquistas (vamos, compradores que no tenían un Citroën), de los que estiman alcanzar un 55 por ciento.

No se atreve Vincent Besson a decir cuál es la mejor o la peor de las soluciones, suspensión neumática o metálica convencional, aunque cuestiona la superioridad que pretende Peugeot, sobre la misma Plataforma 3. “No hay una buena o mala, o una confortable y otra que no. Todas ofrecen unos niveles de eficacia y de seguridad similares, lo único que cambia es la manera de percibirlo. Algunos no pueden pasar de la hidroneumática y no entenderían que la quitásemos, otros muchos no la soportan”. Preguntamos si hay espacio reservado para la tecnología híbrida. “Por supuesto. Y estamos hablando de un híbrido completo, capaz de rodar sólo con el eléctrico”. Implícitamente, nos recuerda que no será ese microhíbrido Start-stop, que estará disponible en toda la gama en tres años. “Pero el primer híbrido que veremos será en el C4”. No encontramos entre los coches presentes ningún cambio robotizado. Sólo los HDI 2.0 y 2.2 ofrecerán seis marchas (manuales o automáticos) y los V6 son obligatoriamente automáticos. “No, no hay robotizados… por el momento”. Nos quedamos sin saber si será para variantes pseudo-deportivas, como sugieren algunos bocetos o, como presumimos, será para esa automatización económica que requieren los microhíbridos.

El break no tuvimos la oportunidad de tocarlo esta vez, menos de medirlo, como algún compañero de esta misma página, pero comprobamos que lucía un enorme techo oscuro de cristal, que “sólo estará en el break, no en el cuatro puertas”. Y no, no será practicable, el de la berlina sí, pero será un techo solar convencional”.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.