Publicidad

BYD S6DM, el SUV híbrido chino

El fabricante chino BYD presenta estos días en el Salón de Detroit un interesante vehículo, el S6DM. Se trata de un SUV híbrido de tipo ‘plug-in’ o enchufable con una autonomía en modo cien por cien eléctrico de unos 60 kilómetros.
-
BYD S6DM, el SUV híbrido chino
Las marcas chinas no han defraudado en el Salón del Automóvil de Detroit. Una de las más destacadas, el fabricante BYD (de sus siglas en inglés ‘Build Your Dreams’) ha presentado como gran novedad el S6DM, un SUV híbrido de tipo ‘plug-in’ o enchufable de tracción a las cuatro ruedas.

Galería relacionada

BYD S6DM, SUV híbrido

El BYD S6DM tiene tres modos de propulsión. El primero de ellos es totalmente eléctrico o de cero emisiones. En este caso, un motor eléctrico de 75 kW (unos 102 CV) colocado en el tren posterior es el encargado de mover al vehículo. A velocidades normales –la firma asiática no define la palabra ‘normal’-, la cantidad de energía almacenada en las baterías –de litio y de fosfato de hierro- permite una autonomía eléctrica de unos 60 kilómetros. En este caso, son las ruedas traseras las que están impulsando el BYD S6DM, por lo que el tipo de propulsión es trasera (2WD). Por otro lado, el BYD S6DM también se puede impulsar con un motor de gasolina –de 2,0 litros de cilindrada- colocado en el tren delantero y el propulsor eléctrico posterior como apoyo al de combustión. En estos momentos, el tipo de tracción es a las cuatro ruedas. Asimismo, el motor de gasolina también está moviendo a su vez a un pequeño motor eléctrico de 10 kW (unos 14 CV) ubicado en el tren delantero que actúa de generador de energía eléctrica en frenadas y deceleraciones. Esta energía ‘sobrante’ en una deceleración o en una frenada pasa a su lugar natural, las baterías.

Continuando con el modo híbrido, en ciertos momentos en los que las baterías del BYD S6DM pueden estar en un nivel bajo pero el coche no necesita de mucha energía para impulsarse, el motor de gasolina mueve al pequeño eléctrico delantero –éste vuelve a actuar de generador-, mientras que el propulsor eléctrico posterior es el que está moviendo realmente al automóvil. Por último, un último modo del BYD S6DM se produce cuando la energía acumulada en las baterías se ha agotado completamente. En este caso, el motor de gasolina acude a ‘nuestro rescate’ para mover nuestro vehículo. Con todo ello, la autonomía total de este SUV chino es de unas 310 millas (unos 500 kilómetros). A diferencia de otros híbridos de tracción total como el Peugeot 3008 Hybrid4, en el caso del BYD S6DM la caja de cambios utilizada es una automática de doble embrague de seis velocidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.