Publicidad

BMW M3 Cabrio

¿Se pueden disfrutar más de 400 CV de potencia teniendo el cielo como techo? En BMW están seguros de que sí y, por ello, han dotado a su deportivo M3 de una carrocería cabrio, con techo duro escamoteable, con la que se puede disfrutar de un coupé en los días lluviosos y de un descapotable en los días de sol. Y todo ello sin perder ni un ápice de las características dinámicas de un deportivo como es el BMW M3.
-
BMW M3 Cabrio
Junto con la nueva carrocería, el BMW M3 Cabrio también estrena la nueva caja de cambios secuencial de doble embrague con siete velocidades. La primera que se implanta en el mercado de estas características para coches de altas prestaciones y una cifra de par elevada.

Galería relacionada

BMW M3 Cabrio: interiores

Esta caja de cambios es como la que el Grupo Volkswagen tiene en sus modelos –bajo denominación S-Tronic en Audi o DSG en el resto de las marcas- y tiene como principal característica –dicho de forma rápida y sencilla- el hecho de que se trata de dos cajas de cambios acopladas. Dispone de dos embragues húmedos bañados en aceite y uno se encarga de las marchas pares y otro de las impares más la marcha atrás. Su funcionamiento es sumamente suave y, sobre todo, eficaz. El sistema se encarga de, mientras una marcha está engranada, preparar la siguiente para que cuando el conductor decida subir de marcha, liberar la que ya está embragada y así conseguir una rapidez y, sobre todo, suavidad de cambio ciertamente destacable. La caja de cambios cuenta con nada menos que 11 diferentes leyes de actuación, más una denominada Launch Control que sirve para hacer arrancadas desde parado de forma “similar” a lo que hacían los Fórmula 1 el pasado año cuando todavía tenían controles electrónicos.

Estas 11 leyes se dividen en 5 cuando tenemos la palanca en la posición “D” y 6 cuando está en “S”. Las diferencias entre ellas se centran, sobre todo, en la rapidez e inmediatez con que se producen los cambios de marcha. La caja de cambios BMW M Drivelogic se estrenará no sólo en esta variante cabrio, sino que también estará disponible para los BMW M3 coupé y berlina. Con esta caja de cambios, las cifras oficiales del BMW M3 Cabrio son mejores que las de la versión manual ya que, aunque la velocidad máxima es la misma, se reduce el tiempo para pasar de 0 á 100 km/h a 5,1 segundos y el consumo medio homologado es de 12,3 l/100 km.
Techo rígido

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.