Publicidad

BMW SIMPLE y BMW CLEVER

El Museo BMW albergará a partir de ahora dos nuevos conceptos destinados a mejorar la movilidad y la sostenibilidad. Mitad moto, mitad coche, mezclan lo mejor de dos mundos gracias a sus innovadoras soluciones.
-
BMW SIMPLE y BMW CLEVER
Recientemente BMW presentaba un prototipo eléctrico de su scooter C1, denominado C1-E, un proyecto que de momento no verá la luz, pero que adelanta posibles soluciones futuras. Lo mismo ocurre con los BMW SIMPLE y BMW CLEVER que se unirán a la exposición permanente de “Concept Vehicles” del Museo BMW.

Galería relacionada

BMW SIMPLE CLEVER

Ligereza y aerodinámica son las dos cualidades principales de las que pueden presumir estos dos prototipos que combinan el bajo consumo y las bajas emisiones contaminantes con el placer de conducción. El BMW SIMPLE mide sólo 110 cm de ancho y su habitáculo, con los dos asientos situados uno detrás del otro, aísla de las inclemencias meteorológicas y del ruido. En las curvas se inclina como una moto, proporcionando un gran placer al volante y contrarrestando las fuerzas laterales, sin embargo, en caso de que haya riesgo de pérdida de estabilidad, un sistema hidráulico se encarga de mantener la verticalidad. Esto ocurre tanto a baja velocidad —en giros muy lentos, o al detenernos— como en casos extremos o situaciones de deslizamiento.

Su peso es de aproximadamente 450 kg y su coeficiente aerodinámico es de 0,18 Cx, por lo que no necesita mucha potencia para su funcionamiento. Basta un propulsor de combustión de 49 CV, unido a un pequeño motor eléctrico, para lograr el paso de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos y un consumo de 2 l/100 km. El BMW CLEVER, por su parte, emplea un motor monocilíndrico de gas natural de bajas emisiones y 230 cm3, unido a una transmisión de tipo CVT. Mide tres metros de largo, uno de ancho y 1,4 de alto, y pesa menos de 400 kg. Sus emisiones de CO2 son de 60 gramos por kilómetro y gracias a sus 17 CV puede alcanzar los 100 km/h y acelerar de 0 a 60 km/h en unos 7 segundos. Su autonomía es de 200 km y llenar el depósito de gas natural comprimido (CNG) cuesta a sus dos ocupantes aproximadamente dos euros. La inclinación de la carrocería está controlada por ordenador y cuenta con cinturones de seguridad, así como airbag para el pasajero delantero —por cierto, el volante es el del BMW Z4—. Además, supera las pruebas de choque Euro NCAP para vehículos pequeños.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.