Publicidad

BMW M6 Gran Coupé: fiereza y refinamiento

La gama Gran Coupé estaba huérfana de una versión de altas prestaciones, pero conociendo a BMW eso no podía quedar así durante mucho tiempo. Para resolver el 'problema', la marca alemana acaba de presentar el M6 Gran Coupé, una bestia del asfalto con 560 CV de potencia.
-
BMW M6 Gran Coupé: fiereza y refinamiento

Las versiones 'M' de BMW son las grandes estrellas de las gamas de BMW. Auténtico icono para aquellos que valoran sobremanera la diversión y las prestaciones a la hora de conducir. Ahora, tras 1M, M3, M5, X5 M, X6 M y M6, llega la última entrega de esta espectacular saga, asociada a la carrocería Gran Coupé, que nació en diciembre de 2011 para servir de réplica a Audi A7 o Mercedes CLS, entre otros.

Galería relacionada

BMW M6 Gran Coupe

El corazón de este BMW M6 Gran Coupé será el mismo que mueve -y de qué manera- al M6 Coupé y Cabrio. Estamos hablando de un V8 TwinPower Turbo de 4,4 litros de capacidad que entrega 560 CV -logrados entre 6.000 y 7.000 rpm- y posee un par motor de 69 mkg entre 1.500 y 5.750 rpm, mientras que el corte se produce a 7.200 rpm.

Gracias a este poderoso propulsor, logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h (los más arriesgados pueden hacerse con el M Driver Pack que eleva la velocidad punta hasta los 305 km/h). Este despliegue de cifras contrasta con unos consumos nada desorbitados: 9,9 litros cada 100 km en el ciclo combinado -aquí el Start/Stop colabora de manera importante en la obtención de estos números-.

Esta mecánica entrega todo su poderío al tren trasero a través de una caja de cambios automática Drivelogic M con doble embrague de siete velocidades y levas en el volante para el cambio secuencial. Junto a ellas, el M6 Gran Coupé cuenta con diversos botones para la configuración de suspensión, motor y chasis en función de los gustos del conductor.

El BMW M6 Gran Coupe viene de serie con una versión 'M' específica del control dinámico de la amortiguación y una dirección hidráulica variable.

De serie, se incluye también unas llantas de aleación de 20 pulgadas, tapicería de cuero, asientos calefactables y equipo de sonido de alta calidad, entre otros. Opcionalmente, las variables son incontables, destacando el equipo de frenos carbo-cerámicos de alto rendimiento

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.