Publicidad

BMW M6 Competition Special Edition

El BMW M6 Competition Special Edition será una de las principales novedades que exhibirá BMW en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt. Detalles más distintivos y de lujo para el interior, junto a pequeños ajustes en las suspensiones marcan las líneas maestras de esta pieza de coleccionista, ya que sólo se construirán 100 unidades.
-
BMW M6 Competition Special Edition
BMW apostará en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt por los deportivos en estado puro y por los vehículos dotados de tecnología híbrida. Al espectacular deportivo híbrido de 262 kW (356 CV) Vision EfficientDynamics (cuyo diseño es todo un homenaje al mítico M1) y las versiones también híbridas ActiveHybrid del Serie 7 y del X6, BMW confirma que no se ha olvidado de sus deportivos de gasolina, con la edición limitada M6 Competition Special Edition.
Del BMW M6 Competition Special Edition, la marca alemana sólo construirá 100 unidades. Cada una de ellas, tendrá una placa de identificación en el interior para dejar muy claro que se está ante un vehículo muy exclusivo. A nivel mecánico, este M6 Competition Special Edition, disponible en principio únicamente en versión coupé (falta confirmar si BMW va a ofrecer una variante descapotable en su oferta de 100 unidades), no añade ningún cambio respecto al M6 ‘normal’. Se mantiene, por tanto, el casi inmejorable propulsor 5.0 V10 atmosférico de 507 CV a 7.750 rpm y 53,06 mkg a 6.100 de par motor acoplado a un cambio automático secuencial de siete marchas. Las novedades más relevantes de esta serie limitada debemos encontrarlas en las suspensiones, en el diseño del interior y en la combinación entre las llantas de aleación y los neumáticos.

En primer lugar, el BMW M6 Competition Special Edition recibe modificaciones en sus suspensiones, con diversos ajustes en los muelles y amortiguadores. El resultado final se traduce en una carrocería más cercana al suelo 12 milímetros en el eje delantero y 10 mm en el trasero. Las barras estabilizadoras de ambos trenes también reciben pequeños cambios. En un principio, el BMW M6 Competition Special Edition sólo estará disponible con un único color de carrocería, que la marca alemana denomina Frozen Grey Metallic (un tipo de gris metalizado). La carrocería cuenta, además, con pequeñas partes en gris mate. De puertas para adentro, es donde más cambia esta serie limitada M6 Competition Special Edition. BMW ha querido añadir aún más exclusividad a su ya de por sí elegante coupé y lo ha hecho con una combinación de colores y materiales que pretenden enfatizar el lujo más sublime, eso sí, sin olvidarnos de que estamos ante un coche de más de 500 CV. La firma bávara propone dos posibilidades de personalización: la primera, denominada por BMW como Merino Interior, ofrece un habitáculo en el que prácticamente todos los elementos están realizados en cuero y se combinan en dos tonos, gris claro y negro; la segunda de estas opciones también tiene protagonista al cuero, pero en este caso cambia ligeramente la combinación de tonos empleados, con un tipo de gris denominado Silverstone junto al negro.

Por último, en cuanto a las llantas de aleación y neumáticos, BMW por el momento no ha facilitado las posibilidades de personalización en este terreno para su M6 Competition Special Edition. Tendremos que esperar al Salón de Frankfurt para que la marca teutona adelante más detalles en este apartado. Los M5 y los M6, con sus 507 CV, tenían el privilegio de ser los BMW más potentes de los coches de producción de la marca alemana. Ese reinado lo poseen ahora los impresionantes X6 y X5 M con 555 CV.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.