Publicidad

BMW M3 CS 2018: más potencia y menos peso para una serie limitada del M3

Como sucediera con el BMW M4, la denominación CS llega al M3 y con ella una reducción de 50 kilos y una ganancia de 29 CV en esta nueva versión de la que BMW solo fabricará 1.200 unidades.
Lorenzo Alcocer -
BMW M3 CS 2018: más potencia y menos peso para una serie limitada del M3

Desde aquel E30 BMW M3 Evolution de 1988, no han faltado a la cita versiones especiales sobre el icónico M3. La lista es larga y el último renglón de esta historia lo escribe el nuevo BMW M3 CS 2018, que como era de esperar, se aprovecha del desarrollo visto recientemente en el M4 CS.

La fórmula para rizar el rizo de la deportividad y eficacia del M3 es clara: más potencia y menos peso. Para ello, BMW ha trabajado sobre el sofisticadísimo bloque 3.0 de 6 cilindros en línea, con dos turbo mono-scroll, intercooler, inyección directa y control de válvulas Valvetronic y Doble Vanos para llevar su potencia hasta los 460 CV, 29 más que en el M3 "convencional". Con esta sobredosis de energía, el BMW M3 CS acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (4,1 s el M3 DKG). De serie, el M3 CS adopta el cambio de doble embrague M (M DCT) de siete velocidades con Drivelogic. La velocidad máxima del CS, que incluye de serie con el paquete M Driver, se limita electrónicamente a 280 km/h (250 km/h el modelo convencional). El consumo medio de combustible homologado es de 8,3 l/100 km y las emisiones de CO2, 194 g/km.

BMW M3 CS 2018

Pero el mayor poderío del nuevo M3 CS no solo es una cuestión de CV. BMW también ha trabajado para reducir su peso, recurriendo a materiales más livianos. El alerón situado en la tapa del maletero se ha diseñado específicamente para el M3 CS y se combina con el divisor delantero y el difusor trasero para ayudar a minimizar la fuerza ascensional. Todos estos componentes son de plástico reforzado con fibra de carbono, un material muy liviano y rígido que también se emplea en el capó y el techo.

La suspensión se parece a la utilizada en el BMW M3 con paquete de competición. Los soportes de las ruedas y los brazos de ambos ejes son de aluminio forjado y, por tanto, muy ligeros. Esto permite contener el peso de las masas no suspendidas, lo que mejora la dinámica del coche. El BMW M3 CS incluye de serie la suspensión M adaptativa y el diferencial M activo, elementos que junto al control de estabilidad DSC y la dirección eléctrica han sido modificados para adaptarse a sus características. Las llantas de aleación ligera también son específicas. Sus medidas son 9,0 x 19 delante y 10,0 x 20 detrás. De serie, el M3 CS se servirá con los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, prácticamente un modelo semi-slick de circuito homologado para circular por vías públicas, en medidas 265/35 R 19 delante y 285/30 R 20 detrás. Quien lo solicite, podrá cambiarlos por unos Michelin Sport, un tipo de neumático más equilibrado para quien solo vaya a conducir el M3 CS por carreteras públicas.

Del nuevo BMW M3 CS 2018 sólo se fabricarán unas 1.200 unidades debido a factores de producción. El inicio de su fabricación será en marzo de 2018.

También te puede interesar:

Así suena el BMW M3 CS 2018

Nuevo paquete de competición para M3 y M4

BMW M2, ¿mejor que M4?

 

La fórmula para rizar el rizo de la deportividad y eficacia del M3 es clara: más potencia y menos peso. Para ello, BMW ha trabajado sobre el sofisticadísimo bloque 3.0 de 6 cilindros en línea, con dos turbo mono-scroll, intercooler, inyección directa y control de válvulas Valvetronic y Doble Vanos para llevar su potencia hasta los 460 CV, 29 más que en el M3 "convencional". Con esta sobredosis de energía, el BMW M3 CS acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (4,1 s el M3 DKG). De serie, el M3 CS adopta el cambio de doble embrague M (M DCT) de siete velocidades con Drivelogic. La velocidad máxima del CS, que incluye de serie con el paquete M Driver, se limita electrónicamente a 280 km/h (250 km/h el modelo convencional). El consumo medio de combustible homologado es de 8,3 l/100 km y las emisiones de CO2, 194 g/km.

BMW M3 CS 2018

Publicidad

Pero el mayor poderío del nuevo M3 CS no solo es una cuestión de CV. BMW también ha trabajado para reducir su peso, recurriendo a materiales más livianos. El alerón situado en la tapa del maletero se ha diseñado específicamente para el M3 CS y se combina con el divisor delantero y el difusor trasero para ayudar a minimizar la fuerza ascensional. Todos estos componentes son de plástico reforzado con fibra de carbono, un material muy liviano y rígido que también se emplea en el capó y el techo.

La suspensión se parece a la utilizada en el BMW M3 con paquete de competición. Los soportes de las ruedas y los brazos de ambos ejes son de aluminio forjado y, por tanto, muy ligeros. Esto permite contener el peso de las masas no suspendidas, lo que mejora la dinámica del coche. El BMW M3 CS incluye de serie la suspensión M adaptativa y el diferencial M activo, elementos que junto al control de estabilidad DSC y la dirección eléctrica han sido modificados para adaptarse a sus características. Las llantas de aleación ligera también son específicas. Sus medidas son 9,0 x 19 delante y 10,0 x 20 detrás. De serie, el M3 CS se servirá con los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, prácticamente un modelo semi-slick de circuito homologado para circular por vías públicas, en medidas 265/35 R 19 delante y 285/30 R 20 detrás. Quien lo solicite, podrá cambiarlos por unos Michelin Sport, un tipo de neumático más equilibrado para quien solo vaya a conducir el M3 CS por carreteras públicas.

Del nuevo BMW M3 CS 2018 sólo se fabricarán unas 1.200 unidades debido a factores de producción. El inicio de su fabricación será en marzo de 2018.

También te puede interesar:

Así suena el BMW M3 CS 2018

Nuevo paquete de competición para M3 y M4

BMW M2, ¿mejor que M4?

 

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.