Publicidad

Audi SQ5: 313 CV de potencia

Audi acaba de anunciar el que será su primer modelo S con motor Diesel. El Audi SQ5 promete máxima deportividad, grandes prestaciones y una eficiencia contenida a 7,2 litros a los 100 kilómetros, ‘a pesar’ de su potencia de 313 CV.
-
Audi SQ5: 313 CV de potencia
El SUV mediano de Audi recibe una interesante y potente versión deportiva, adquiriendo la denominación ‘S’ de la marca de los cuatro aros. El SQ5 llega con el mismo motor Diesel que monta el A6, un V6 TDI biturbo que entrega nada más y nada menos que 313 CV de potencia.

Galería relacionada

Audi SQ5: 313 CV de potencia

Estéticamente, los cambios más grandes los encontramos en el exterior: parrilla ‘Singleframe’ en gris platino con barras dobles en óptica de aluminio, parachoques modificado, alerón trasero, acabado en brillo en el marco de las ventanas y retrovisores exteriores en aluminio. Audi ofrece la carrocería en un tono de efecto cristal Azul Estoril y Negro pantera. En el interior, destacan los asientos deportivos, acompañados de una instrumentación que ha sido revisada y de detalles que ponen de manifiesto su carácter ‘S’. El punto fuerte del nuevo Audi SQ5 será, sin ninguna duda, la experiencia al volante: de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h, gracias al motor biturbo V6 TDI 3.0, que ya equipa el Audi A6, y que entrega 313 CV de potencia y 66,3 mkg de par entre las 1.450 y las 2.800 rpm. Asociado a una nueva transmisión automática de 8 velocidades, el SQ5 promete un consumo mixto de 7,2 litros a los 100 kilómetros.

Las características mecánicas están a la altura de lo que se puede esperar en un modelo con el apellido ‘S’ de altas prestaciones: doble turbo dispuesto en línea y unidos por una válvula, culatas y aceite refrigerados, tiempos de mando y alzadas de los árboles de levas de admisión, pistones y pernos, sistema ‘common rail’ con presiones de hasta 2.000 bares y sonido modificado gracias a un actuador de sonido integrado en el escape. El tren de rodaje deportivo del SQ5 rebaja la altura de la carrocería en 30 milímetros, mientras que las llantas de serie son de 20 pulgadas de diámetro en neumáticos 255/45 –opcionalmente, de 21 pulgadas–. A petición del cliente, se puede optar por el sistema de dinámica de conducción llamado ‘Audi drive select’, que permite regular los parámetros de la dirección –de accionamiento electromecánico en el SQ5–, transmisión, etc.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.