Publicidad

Audi RS7 Sportback, un corazón a 560 latidos

La familia RS de modelos ultradeportivos de Audi se completa con la presentación del nuevo RS7 Sportback en el Salón de Detroit 2013. Su motor 4.0 TFSI V8 biturbo le catapulta hasta los 560 CV, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,9 segundos. Sensaciones al límite, por tanto, en un auténtico salón rodante de casi 5 metros de longitud.
Jorge Serrano -
Audi RS7 Sportback, un corazón a 560 latidos

La exclusividad y el lujo de una gran berlina premium y la auténtica deportividad de una bestia que ruge a más de 500 CV, con estas premisas Audi da la bienvenida al nuevo miembro de la saga RS, el RS7 Sportback, una de las grandes sensaciones de la edición 2013 del Salón de Detroit.

 

La elegante e imponente estampa del A7 Sportback conserva parte de este estilo en el nuevo RS7 Sportback, aunque eso sí, con las típicas pinturas de guerra de los grandes deportivos. Su carrocería de cinco puertas y de marcado estilo coupé en su parte posterior refuerza su agresividad con la incorporación de una parrilla delantera de estructura de panal de nido de abeja a juego con una rejilla protectora en negro brillante. En la zona trasera, además de las salidas de escape de forma elíptica, no pasan inadvertidos el gran difusor de aire y el alerón activo que emerge o se esconde según la velocidad.  

 

El interior del RS7 Sportback también presenta multitud de elementos llamativos, entre los que destacan el volante achatado en cuero de tres radios y con el logotipo RS en la parte inferior, la instrumentación redonda con esferas negras, cifras blancas y agujas rojas. El sistema de información FIS cuenta con un piloto luminoso que indica cuándo se ha alcanzado el par motor límite, así como otros indicadores para la presión de carga y la temperatura del aceite e incluso un 'laptimer' para cronometrar los tiempos de las vueltas en un circuito de carreras. Los asientos deportivos RS, con sus marcados laterales, apoyacabezas integrados e inscripciones RS7 se suman al equipamiento de serie; su tapizado se mantiene en una combinación de tejido Alcantara negro y cuero, y su zona central viene decorada con guateado de rombos. Una opción alternativa es la tapicería en cuero Valcona en negro o plata luna, con costuras en diseño panal. Por su parte, para aquellos que necesiten espacio para llevan sus enseres personales, el volumen del maletero puede variar entre los 535 y los 1.390 litros si se abaten los asientos traseros.

 

Pasión a 560 pulsaciones

El corazón mecánico que impulsa al nuevo RS7 Sportback es el conocido propulsor 4.0 TFSI V8 biturbo de 560 CV entre 5.700 y 6.700 rpm, con un par motor constante de 71,38 mkg entre 1.750 y 5.500 rpm. Este propulsor se combina con una caja de cambios automática Tiptronic de ocho marchas de convertidor de par con dos programas de funcionamiento D y S, además de poder cambiar de marchas de forma manual a través de las levas que hay tras el volante. A este motor y a este cambio se une la siempre eficaz tracción integral permanente quattro. Con la conjunción de todos estos elementos mecánicos, la velocidad máxima del RS7 Sportback está autolimitada electrónicamente a los 250 km/h, aunque se pueden optar por dos opciones que quitan esta limitación y que catapultan al RS7 hasta los 280 y los 305 km/h. La aceleración de 0 a 100 km/h está a la altura de los grandes deportivos al ser capaz de alcanzar dicha velocidad en apenas 3,9 segundos.

 

El consumo medio declarado para el RS7 Sportback es de 9,8 l/100 km. Un dispositivo que contribuye a que el gasto de combustible no alcance niveles mucho más altos es el sistema Cylinder on Demand, una tecnología que según las circunstancias de conducción y el nivel de potencia y par motor requeridos en cada momento desconecta cuatro de los ocho cilindros del motor.

 

Suspensiones, frenos, llantas...

El tipo de suspensión que incorpora el RS7 Sportback es una neumática de ajuste variable, cuyos parámetros cambian en función del estilo o modo de conducción seleccionado y que también tiene en cuenta las irregularidades de la calzada. Esta versión tan particular del A7 presenta una carrocería rebajada 20 mm, lo que significa viajar de forma más vibrante y pegado casi a ras de suelo, como los deportivos de verdad. Como alternativa a este esquema de suspensión, se propone el sistema  Dynamic Ride Control (DRC), con muelles de acero y amortiguadores regulables en tres niveles con reglajes diferentes y más firmes que los que vienen de serie. Otro elemento opcional interesante para completar las múltiples funciones del sistema dinámico Audi Drive Select es añadir una dirección dinámica con asistencia desmultiplicación variable.

 

Los frenos de este atleta RS7 Sportback tampoco son 'nada normales'. Los frenos de serie llevan discos con aro de fricción de hierro fundido de 390 mm de diámetro, mientras que de forma opcional se pueden añadir unos discos carbocerámicos de medidas aún mayores, concretamente de 420 mm. Por su parte, la paleta de llantas de aleación es amplia en cuanto a tipos de diseño, aunque sólo se pueden elegir dos tipos de diámetros: 20 pulgadas de serie y 21 pulgadas de forma opcional.

Galería relacionada

Audi RS7 Sportback

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.