Audi AI:ME, el prototipo que anticipa el servicio de coche compartido de Audi

Audi no quiere perder su esencia Premium en una futura plataforma de Car Sharing o de coche compartido. La familia AI son las piezas de un puzzle que va encajando poco a poco.
Audi AI:ME, el prototipo que anticipa el servicio de coche compartido de Audi
Audi AIME, el prototipo que anticipa el Car Sharing de Audi

Del coche que se posee, al coche que se utiliza. Con razón dirás que un coche que no es útil poco futuro tiene, pero ¿y si llevamos esa utilidad a su máxima eficiencia? “Un coche de momentos” nos dicen desde la marca. AI:ME se presenta como uno de los cuatro pilares que esperan conformar la futura plataforma de Car Sharing que los germanos están desarrollando. El objetivo: tener el coche apropiado para cada momento.

Publicidad

En el Salón de Frankfurt de 2018 conocimos AICON, un prototipo que nos anticipaba el coche autónomo y eléctrico que la marca planteaba para los viajes largos. El principal aliciente era convertir al coche en nuestro propio salón de casa y disfrutar de todas las comodidades imaginables , al tiempo que el vehículo devora kilómetros sin nuestra intervención.

Meses después, en Pebble Beach la marca presentó PB18 e-tron, un hiperdeportivo diseñado para ser disfrutado en circuito. Dejar de lado los automatismos, soltarnos la melena y recordar lo que es conducir un coche por puro placer será posible con este monoplaza que, eso sí, ya está pensado como un coche puramente eléctrico.

Y a falta de una cuarta pieza que complete el puzzle y que será desvelada en el próximo salón de Frankfurt, AI:ME es la apuesta en firme por una movilidad autónoma, eléctrica y urbana. Un prototipo con formas de pequeño monovolumen que recuerda al concepto de aquel incomprendido A2. Un vehículo pequeño pero muy espacioso, con gran presencia del cristal (lo que garantiza la claridad en su interior) y que ofrece las máximas comodidades en nuestros desplazamientos urbanos. Parece lógico que Shangai haya sido el lugar elegido para su presentación mundial.

Audi AIME, el prototipo que anticipa el Car Sharing de Audi

Audi AI:ME, pensado para disfrutar en su interior

Un coche para todos

Un interior pensado para los pasajeros y un exterior dibujado para todo aquel que se mueva alrededor del vehículo. Con una construcción del habitáculo realizada con materiales de arquitectura, las maderas y las telas están pensada para ofrecer una experiencia similar a la que podríamos tener en la habitación de nuestra casa.

Publicidad

Todos los soportes cuentan con materiales suaves y claros, ofreciendo la mayor comodidad y el mejor aprovechamiento del espacio interior. El sonido, envolvente 360 grados funciona de maravilla, con altavoces que repartidos por todo el habitáculo en una estructura de anillo. Su pantalla 3D reconoce con una cámara el movimiento de nuestros ojos y de la cabeza, con una simple mirada podemos seleccionar los menús. Los paneles táctiles situados en las puertas nos permite movernos como en cualquier otro sistema de infoentretenimiento.

Y sin olvidar la sostenibilidad, tal y como ya sucedía en los e-tron que la firma nos ha ido presentando en los últimos meses. La moqueta del suelo, de tacto exquisito, está fabricada a partir de redes de pesca rescatadas del mar y la naturaleza hace acto de presencia con la inclusión de pequeñas plantas en el techo y la zona delantera. Un curioso contraste entre medio ambiente y tecnología que se acentúa con las maderas que recorren el techo panorámico y que crean un juego de luces y sombras con el que se recrea la sensación de “viajar bajo los árboles”.

Cierra el conjunto un escritorio delantero surgido de la desaparación del volante, que se esconde al presionar un botón y que se integra en el resto del conjunto. Un posavasos móvil pero con una curiosa capacidad para fijarse sobre la madera del escritorio y un sistema de infoentretenimiento con posibilidades de realidad virtual y con cámara para fotografiarnos mientras viajamos ponen la guinda al pastel.

Audi AIME, el prototipo que anticipa el Car Sharing de Audi

El volante se esconde y aparece un escritorio

Pero en el exterior, AI:ME no es menos espectacular. Audi quiere seguir siendo un referente en iluminación y en este prototipo han experimentado para ofrecer la mayor seguridad al resto de actores que toman parte en la circulación.

Publicidad

Rodeado de paneles LED y con la posibilidad de proyectar luz en el suelo, el nuevo proyecto de Audi es capaz de jugar a las cuatro esquinas y avisar a un peaton o una bicicleta de su situación (coloreando de rojo un paso de rueda) y, al mismo tiempo, dar paso a otro vehículo en la esquina contraria (pintando de verde el paso de rueda contrario). Y con la proyección en el suelo, AI:ME puede señalar a un motorista que el semáforo del cruce sigue en rojo y que supone un riesgo cruzarlo o el espacio que ocupan las puertas abiertas cuando estaciona y, así, avisar a los ciclistas de que pueden encontrarse con un obstáculo en el camino.

Estos paneles también tienen la función de personalizar nuestro vehículo. Con juegos de formas y de colores sobre la carrocería, AIME ofrece terminaciones a nuestro gusto y servirá para identificar a cada vehículo. Audi quiere que cuando pidamos un vehículo por la plataforma de coche compartido y ésta nos envíe a un coche sin conductor (funcionaría de manera autónoma) seamos capaces de localizar el modelo elegido entre los demás por su iluminación, configurable a la hora de hacer el pedido.

Audi AIME, el prototipo que anticipa el Car Sharing de Audi

Los paneles del Audi AI:ME aportan seguridad y personalidad

Sin perder la esencia

Audi sabe que los gustos y los placeres en el mundo del automóvil han cambiado. Pero si algo es innegociable para la marca germana es el aura Premium con los que ha conseguido distinguir a sus automóviles. Y ésta debe permanecer en los productos futuros ofertados, demostrando que el coche compartido puede ir mucho más allá de un vehículo maltratado y con un equipamiento espartano.

De ahí que cada viaje en el interior esté pensado para convertirse en una experiencia relajante entre toda la borágine que se mueve en el entorno urbano. Un espacio plenamente insonorizado para trabajar o con el que disfrutar de la compañía. El sonido de 360 grados o la cámara con la que retratar el momento se muestran como imprescindibles en un entorno cada vez más digitalizado.

El uso intensivo del cristal y la forma de este, doblado en su parte media y de apertura en la zona inferior, nos permite disfrutar del aire exterior pero minimizando los ruidos de la calle. Un interesante diseño que aporta espacio, luz y permite que circule el aire pero manteniendo niveles cómodos de volumen en una conversación con el resto de ocupantes, habilitando, además, una mayor comodidad para el espacio entre el hombro y la cabeza, donde han demostrado que se necesita un mayor espacio para nuestros movimientos.

Publicidad

Y a todo esto hay que sumar los planes de Audi para integrar su servicio de coche compartido con otro tipo de servicios. Así, como si se tratase de pedir comida a domicilio, los germanos planean algún tipo de alianza con empresas de reparto para que el coche ya nos llegue con los productos elegidos, desde comida y bebida hasta productos propios de supermercado.

Publicidad
También te puede interesar

El Concurso de Elegancia Pebble Beach 2018 vuelve a ser centro de todas las miradas. Bellezas clásicas que se combinan a la perfección con purasangres de la talla de los nuevos Audi PB18 e-tron y Lamborghini Aventador SVJ.

Audi ha confirmado que en su particular carrera por lanzar un coche autónomo, éste llegará en 2021. El vehículo del futuro está a la vuelta de la esquina.