Publicidad

Aston Martin DBS Carbon Edition

El fabricante británico mostrará en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2011 el DBS Aston Martin Carbon Edition. Se trata de una versión especial, ya conocida, que aumenta ahora las opciones de color para la carrocería. Inserciones de fibra de carbono y acabados exclusivos y artesanales son su carta de presentación.
-
Aston Martin DBS Carbon Edition

Si a finales de 2009 Aston Martin nos mostraba unas versiones especiales para el DBS y el V8 Vantage que sumaban el apellido de Carbon Edition, hoy, el fabricante británico nos sorprende con nuevas incorporaciones a esta exclusiva serie. En esta ocasión, sólo el DBS recibe la denominación y lo hace ofreciendo la posibilidad de escoger entre dos nuevas tonalidades para la carrocería. Por lo demás, estamos ante la misma edición especial, caracterizada por lucir añadidos de carbono en muchos de sus elementos. Lo veremos en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2011.

Naranja y gris oscuro son las nuevas opciones cromáticas del Aston Martin DBS Carbon Edition. La tintura de la carrocería se ha realizado de forma casi artesanal, con siete capas de pintura en el que se han invertido 25 horas de pulido, a fin de conseguir esa textura acristalada. Lo mismo ocurre con la exclusiva tapicería de piel, que suma al negro el naranja obsidiana y que ha sido tejida a mano, invirtiendo en cada modelo más de 72 horas.

La fibra de carbono viste partes de su fisonomía, como la parrilla delantera, los espejos retrovisores, el salpicadero o el panel de instrumentos. De igual manera, las levas del volante asociadas al cambio semiautomático Touchtronic II son de magnesio recubiertas por el mencionado y ligero material. El conjunto se completa por las ya conocidas llantas de aleación de diez radios que pueden escogerse en dos acabados: brillo y mate.

En lo que a mecánica se refiere, al igual que ocurría con el primero de esta serie especial, no hay cambios reseñables. Se mantiene por tanto el propulsor 6.0 V12 de 517 CV, que le permiten disfrutar de unas prestaciones de infarto: acelerar de cero a cien en 4,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 295 km/h.

Para guardar este capricho en nuestro garaje deberemos abonar un mínimo de 257.912 euros en caso de escoger la variante coupé y 272.913 euros si optamos por la variante descapotable Volante. Las primeras unidades comenzarán a entregarse entrado ya 2012.

Galería relacionada

Aston Martin DBS Carbon Edition

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.