Publicidad

Wörthersee GTI Festival 2012, fiebre tuning

La fiebre tuning invade año a año un pequeño pueblecito austriaco –Reifnitz-, enclavado en las orillas del Lago Wörthersee. Autopista.es asistió a la edición número 31 de uno de los festivales ‘performance’ más importantes de Europa. Excentricidad, variedad y muchas ganas de pasarlo bien, estos son los ingredientes principales del arte de la transformación de vehículos.
-
Wörthersee GTI Festival 2012, fiebre tuning
Sin complejos y con las máximas ganas de diversión. Cogemos nuestra lancha, navegamos por el Lago Wörthersee y llegamos al pequeño muelle de Reifnitz. Los bellos parajes austriacos han vuelto a servir de excepcional escenario para una de las citas tuning más relevantes en el continente europeo: el Wörthersee GTI Festival.

Con nuestra acreditación en la mano, era momento de entrar y disfrutar de este encuentro de fanáticos del tuning. De lo primero que te das cuenta es de la pasión y dedicación que tienen los aficionados al 'performance'. Desde horas muy tempranas de la mañana, un gran multitud formada principalmente por alemanes, austriacos, eslovenos, suizos e italianos -aunque también nos topamos con varios españoles de Barcelona y Madrid- inundan las calles de Reifnitz, un pueblecito convertido en una especie de salón del automóvil al aire libre. Carrocerías rebajadas a ras de suelo, enormes llantas de aleación, colores de lo más llamativos y variopintos, alerones de mastodónticas dimensiones, música dance y electrónica a todo trapo, puestos de comida por doquier -en los que las salchichas y las pintas de medio litro de cerveza eran el tentempié obligado- y diversos espectáculos en directo con gogós y DJ -por cierto, en el stand de Seat, un DJ de lujo, el ex piloto de la escudería Toro Rosso de F-1, Jaime Alguersuari- se encargaron de amenizar toda la fiesta. El grupo Volkswagen viene apostando muy fuerte por el Wörthersee GTI Festival desde hace ya unos cuantos años. De hecho, el año pasado presentó en primicia mundial el Golf GTI Cabriolet, del que ya hemos tenido el privilegio de probarlo. Además de las novedades de la firma con sede en Wolfsburg, tres de las otras marcas del grupo, Audi, Skoda y Seat, también tienen un notable protagonismo en este evento. Las seis generaciones del Golf y el Beetle clásico fueron los coches más tuneados del evento. Los VW Scirocco también tuvieron una gran representación, tanto en sus versiones de los años 70 y 80, como en la versión más actual. Para gustos, los colores, y como prueba de ello podrás apreciar en nuestra galería de fotos la multitud de preparaciones que llevaron los asistentes.

Golf con mecanismo de apertura de puertas de tipo élitro o insectoide, Golf I con carrocería pick-up, Beetle de colores llamativos, Amarok con grandes 'rodillos', un Passat CC con carrocería exterior en diseño militar camuflado, carrocerías realizadas íntegramente en cuero o en terciopelo ¡rosa! ... en definitiva, todo un escaparate variopinto y peculiar. No podíamos olvidarnos en un evento de estas características mencionar a las bellas modelos y azafatas que asistieron al Wörthersee GTI Festival 2012. En nuestra galería de fotos, podrás ver a las chicas más picantes del tuning. ¿Quién dijo que el tuning estaba muerto? Al contrario, está más vivo que nunca, y eso a pesar de la grave crisis económica mundial que atravesamos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.