Publicidad

Los nuevos salvavidas de Volvo

Volvo ha adelantado más detalles de sus tres nuevos sistemas de seguridad: un nuevo dispositivo de conducción semi-autónoma, un sistema de prevención de colisiones en intersecciones y un nuevo sistema de detección de animales en la calzada.
-
Los nuevos salvavidas de Volvo
Volvo vuelve a apostar por uno de sus puntos fuertes en los últimos años: la seguridad. Después de revolucionar el mundo del motor con su sistema City Safety para prevenir colisiones, ahora la firma escandinava da nuevos e importantes pasos con tres nuevos sistemas que continúan su fase de desarrollo.
El primero de los sistemas en los que Volvo sigue trabajando es un dispositivo de conducción semi-autónoma, que basa gran parte de su funcionamiento en varios sensores de movimiento y cámaras. Estos elementos captan las imágenes de todo lo que sucede justo por delante del vehículo en el que viajamos y envían la información correspondiente a un ordenador central. De esta forma, se controla la distancia de seguridad del automóvil que nos precede. A bajas velocidades, es el vehículo el que conduce solo, puesto que él mismo interviene en la aceleración, en el frenado y en la dirección. Su funcionamiento, en el siguiente vídeo. El segundo de los sistemas de seguridad, Volvo lo denomina Intersection Support. Grosso modo, siempre que se efectúa un giro en una intersección después de ponerse el semáforo en verde, se puede crear una fila de coches. En un determinado momento, se puede generar una situación de peligro al ponerse el semáforo en rojo. Ante el peligro inminente de que un vehículo embista por detrás a otro o que choque con el vehículo que se cruza en la intersección, los frenos del coche intervienen automáticamente para evitar cualquier de las dos posibles colisiones. No te pierdas el siguiente vídeo. El tercer y último sistema en el Volvo continúa investigando y realizando pruebas es el de detección automática de animales salvajes en la calzada. La tecnología de la que se parte es la de detección de peatones ya desarrollado por la firma sueca. Con la introducción de cámaras y sensores más evolucionados y con un tiempo de respuesta y actuación sobre los frenos aún más rápido, Volvo está trabajando para que el vehículo pueda frenar automáticamente al notar la presencia de un animal en la calzada. Se espera que este sistema pueda interferir con intensidad en los frenos a una velocidad de entre 100 y 80 km/h, justo a la velocidad permitida a la que se puede circular por carreteras secundarias, el lugar más propicio y con mayor número de probabilidades en las que pueda aparecer un animal salvaje. De esta forma, los posibles daños de los ocupantes en caso de colisión o atropello del animal se reducirían significativamente. El vídeo, a continuación. ¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.