Publicidad

Volkswagen Touareg

Llegada la hora de poner al día al Touareg, Volkswagen se ha decantado claramente por la teoría de la evolución en lugar de hacerlo por la de la revolución. El TT de la firma germana, al margen de incorporar interesantes novedades mecánicas y de seguridad, continúa con paso firme por la senda de su predecesor.
-
Volkswagen Touareg
Volkswagen ha aprovechado la llegada de esta segunda generación del Touareg, eso sí, para reforzar su dotación en materia de seguridad, haciéndole también un importante guiño al dinamismo. Así, dispositivos ya vistos en el Audi Q7, como los que Volkswagen denomina Adaptative Cruise Control (ACC) , el sistema de reconocimiento del entorno Front Scan o el asistente para el cambio de carril Side Scan ahora también encuentran sitio en un Volkswagen. No obstante, el nuevo Touareg incorpora novedades absolutas en el terreno de la seguridad, como es el caso del ABSplus, del que la marca asegura que acorta la distancia de frenado en superficies de escasa adherencia en un 20%. Ahora la función ABS off-road puede utilizarse tanto en marchas cortas como en largas, posibilidad esta última que se estrena en la segunda generación del Touareg. La acción de este sistema se basa en la deceleración y el efecto cuya que provocan las partículas de arena o tierra que se acumulan en la trayectoria de los neumáticos al frenar y bloquearse durante leves intervalos de tiempo. El sistema electrónico que comanda el ABS detecta el tipo de superficie sobre el que se rueda a través de la información que recibe de los sensores del ESP y actúa en consecuencia.

Otra de las incorporaciones al catálogo de dispositivos de seguridad, en este caso pasiva, del Touareg es el llamado sensor Roll-Over, capaz de deterctar una situación de posible vuelco del vehículo. Si al evaluar los datos procedentes de los sensores que controlan el movimiento del coche el sistema entiende que existe riesgo de vuelco, los airbags de cabeza y los pretensores de los cinturones de seguridad son activados de manera automática para reducir al mínimo el riesgo de lesiones. Entrando el materia dinámica, Volkswagen ha aprovechado el lanzamiento del nuevo Touareg para incorporar a su gama de motores el V8 FSI de 4,2 litros estrenado por Audi y que rinde 350 CV. Se trata de uno de los propulsores de inyección directa de gasolina de última generación, con bancadas en ángulo de 90º entre sí y cilindros separados por 90 milímetros. El funcionamiento de este propulsor resulta sumamente refinado, con un par máximo de 440 Nm y una respuesta bastante buena. Su consumo medio homologado de 13,8 litros cada 100 km. Esta mecánica va asociada al cambio automático-secuencial 4XMOTION y viene a unirse al V6 FSI ya conocido de la generación anterior. Permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 7”5 y una velocidad punta de 234 km/h (versión dotada de suspensión con muelles helicoidales de acero), que pasan a 244 para los Touareg que monten suspensión neumática.

La oferta diesel sigue compuesta por el R5 de 5 cilindros, 2,4 litros y 20 válvulas de 174 CV, el V6 TDI de 3 litros y 225 CV y el V10 TDI de 5 litros y 230 CV. Novedosa también en el plano dinámico es la posibilidad de combinar la opción de suspensión neumática con el kit de chasis deportivo y el dispositivo de compensación de la inclinación. Este kit está compuesto, básicamente, por barras estabilizadoras más enérgicas y amortiguadores de regulación electrónica, elementos cuyo trabajo combinado reduce el balanceo de la carrocería, haciendo que el coche gane en agilidad. El interior no escapa a la puesta al día, destacando la incorporación de un display adicional de información en el centro del tablero. Esta pantalla de cristal líquido ofrece información detallada acerca de sistemas como el navegador o del resto de dispositivos de asistencia a la conducción. El nuevo Touareg incorpora también un equipo de audio desarrollado entre Volkswagen Individual y el especialista danés Dynaudio, con 620 vatios de potencia. Cuenta con diez altavoces y amplificador digital de diez canales. Pinceladas en el diseño de los asientos (el trasero 8 kg más ligero) cierran prácticamente el capítulo de novedades de un coche que aun así, según Volkswagen, aspira a seguir luchando por la hegemonía entre los todo terreno premium.

Volkswagen ha aprovechado la llegada de esta segunda generación del Touareg, eso sí, para reforzar su dotación en materia de seguridad, haciéndole también un importante guiño al dinamismo. Así, dispositivos ya vistos en el Audi Q7, como los que Volkswagen denomina Adaptative Cruise Control (ACC) , el sistema de reconocimiento del entorno Front Scan o el asistente para el cambio de carril Side Scan ahora también encuentran sitio en un Volkswagen. No obstante, el nuevo Touareg incorpora novedades absolutas en el terreno de la seguridad, como es el caso del ABSplus, del que la marca asegura que acorta la distancia de frenado en superficies de escasa adherencia en un 20%. Ahora la función ABS off-road puede utilizarse tanto en marchas cortas como en largas, posibilidad esta última que se estrena en la segunda generación del Touareg. La acción de este sistema se basa en la deceleración y el efecto cuya que provocan las partículas de arena o tierra que se acumulan en la trayectoria de los neumáticos al frenar y bloquearse durante leves intervalos de tiempo. El sistema electrónico que comanda el ABS detecta el tipo de superficie sobre el que se rueda a través de la información que recibe de los sensores del ESP y actúa en consecuencia.

Otra de las incorporaciones al catálogo de dispositivos de seguridad, en este caso pasiva, del Touareg es el llamado sensor Roll-Over, capaz de deterctar una situación de posible vuelco del vehículo. Si al evaluar los datos procedentes de los sensores que controlan el movimiento del coche el sistema entiende que existe riesgo de vuelco, los airbags de cabeza y los pretensores de los cinturones de seguridad son activados de manera automática para reducir al mínimo el riesgo de lesiones. Entrando el materia dinámica, Volkswagen ha aprovechado el lanzamiento del nuevo Touareg para incorporar a su gama de motores el V8 FSI de 4,2 litros estrenado por Audi y que rinde 350 CV. Se trata de uno de los propulsores de inyección directa de gasolina de última generación, con bancadas en ángulo de 90º entre sí y cilindros separados por 90 milímetros. El funcionamiento de este propulsor resulta sumamente refinado, con un par máximo de 440 Nm y una respuesta bastante buena. Su consumo medio homologado de 13,8 litros cada 100 km. Esta mecánica va asociada al cambio automático-secuencial 4XMOTION y viene a unirse al V6 FSI ya conocido de la generación anterior. Permite una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 7”5 y una velocidad punta de 234 km/h (versión dotada de suspensión con muelles helicoidales de acero), que pasan a 244 para los Touareg que monten suspensión neumática.

La oferta diesel sigue compuesta por el R5 de 5 cilindros, 2,4 litros y 20 válvulas de 174 CV, el V6 TDI de 3 litros y 225 CV y el V10 TDI de 5 litros y 230 CV. Novedosa también en el plano dinámico es la posibilidad de combinar la opción de suspensión neumática con el kit de chasis deportivo y el dispositivo de compensación de la inclinación. Este kit está compuesto, básicamente, por barras estabilizadoras más enérgicas y amortiguadores de regulación electrónica, elementos cuyo trabajo combinado reduce el balanceo de la carrocería, haciendo que el coche gane en agilidad. El interior no escapa a la puesta al día, destacando la incorporación de un display adicional de información en el centro del tablero. Esta pantalla de cristal líquido ofrece información detallada acerca de sistemas como el navegador o del resto de dispositivos de asistencia a la conducción. El nuevo Touareg incorpora también un equipo de audio desarrollado entre Volkswagen Individual y el especialista danés Dynaudio, con 620 vatios de potencia. Cuenta con diez altavoces y amplificador digital de diez canales. Pinceladas en el diseño de los asientos (el trasero 8 kg más ligero) cierran prácticamente el capítulo de novedades de un coche que aun así, según Volkswagen, aspira a seguir luchando por la hegemonía entre los todo terreno premium.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.