Publicidad

VW gana el primer juicio en España sobre el fraude de las emisiones

En la sentencia se refleja que el comprador no demuestra tener una conciencia ecológica especial y que la reparación del vehículo que tiene el software capcioso puede hacerse de forma razonable.
Miriam Montero.

Twitter: @autopista_es / Foto: Cordon Press -

VW gana el primer juicio en España sobre el fraude de las emisiones

El fabricante alemán ha ganado la primera batalla en España sobre el escándalo de los motores trucados con el que maquillaban las emisiones de óxido de nitrógeno. En el fallo emitido por el juez de primera instancia de Torrelavega, Pablo Fernández de la Vega, se ha rechazado anular la venta de un Volkswagen Tiguan de 2012 manipulado. La demanda fue interpuesta por el comprador el 29 de octubre de 2015 tanto a Volkswagen Audi España como a Parte Automóviles, concesionario oficial en esta localidad cántabra, y en ella se pedía que se anulara la operación y la devolución de los 34.541,9 euros que pagó por un vehículo con el software malicioso.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso ‘El País’, se afirma que no hay vínculo contractual alguno entre la filial española del Grupo Volkswagen y el demandante.Mientras que en lo referente al concesionario, el juez desestima la posibilidad de anular el contrato porque no hay prueba alguna de que el vendedor tuviera “conocimiento de que el vehículo tenía instalado un software malintencionado”.

Respecto al trucaje del motor y las consecuencias de este sobre la validez del contrato, el juez dice que “no puede aseverarse que se haya producido un error relevante”, porque “el vehículo es apto para la circulación” y no hay medida alguna en España o en la Unión Europea que ordene la paralización de los vehículos afectados. El juez también rechaza la resolución de la venta porque el comprador no ha demostrado tener una especial conciencia medioambiental y los vehículos afectados se pueden reparar “en términos razonables”.

Lo que sí admite el magistrado es que “se ha contravenido en alguna medida” las obligaciones del vendedor, pero rechaza que esta demanda “pueda prosperar” porque para eso se tienen que precisar los daños sufridos y cuantificarlos. Además, añade que la “solución técnica” que ha ofrecido el grupo Volkswagen “es la adecuada y no existe causa alguna que justifique su rechazo”. Finalmente el demandante ha sido condenado a pagar las costas, aunque puede recurrir el fallo.

En Alemania, sentencia a favor del cliente

Sin embargo, en Alemania una sentencia contra Volkswagen obliga a devolver el importe íntegro de un Seat Ibiza equipado con el software ilegal al demandante. Se trata de la primera vez que los tribunales reconocen el derecho de los consumidores europeos a ser resarcidos por el fraude cometido por la firma alemana.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), al tener constancia de este fallo, ha decidido denunciar al fabricante alemán ante los tribunales de justicia para que no solo repare los coches de los afectados españoles, sino que sean indemnizados por el 'dieselgate', tal y como se va a proceder en Estados Unidos. Aquí, el gigante automovilístico germano ha emitido un comunicado en el que confirma que hay un principio de acuerdo por el que propondría la recompra de los 482.000 vehículos afectados con motor diésel de 2.0 litros, además de una posible reparación o la cancelación del préstamo contratado.

La OCU afirma que es inaudito que después de ocho años los afectados españoles aún no hayan recibido noticias de cuándo van a ser reparados sus coches. Además, considera inaceptable que Volkswagen niegue cualquier compensación económica a los afectados y que quiera pasar página ante uno de los escándalos en el sector de la automoción en Europa. 

El grupo alemán ha vendido 11 millones de vehículos diésel con el software fraudulento en todo el mundo, de los cuales 700.000 se compraron en España. Recordemos que los motores afectados son TDI 1.2, 1.6 y 2.0 EA 189 de las marcas Volkswagen, Seat, Skoda y Audi. Estos incluían un software que les permitía pasar los exámenes de emisiones previos a la puesta en circulación de los nuevos modelos, pero que una vez en carretera dejaban que los coches contaminasen muy por encima de los límites legales.

También te puede interesar

Escándalo Volkswagen: la compañía llega a un acuerdo definitivo con EE.UU.

Ningún coche Diesel cumple con la norma de emisiones

Escándalo Volkswagen: 67 coches para salir de la crisis

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.