Publicidad

Los mejores videojuegos del momento

La realidad que alcanzan los videojuegos de conducción de hoy en día hace muy difícil distinguir en muchas ocasiones si estamos delante de una competición real o jugando con una consola de última generación. Aquí queremos presentarte las últimas novedades y lo que está por venir.
-
Los mejores videojuegos del momento

Definitivamente deja de lado el nombre de Colin McRae para convertirse en una saga por si sola. Con el salto a la nueva generación de videoconsolas, la saga Colin McRae dio un giro hacia el ‘arcade’ añadiendo la coletilla Dirt en sus títulos. El mundo de los rallys pasaba a compartir protagonismo con todo tipo de disciplinas ‘off-road’. Sin embargo, esta tendencia sufre un “retroceso” en este nuevo Dirt 3, que a pesar de eliminar el nombre del fallecido piloto británico vuelve tímidamente a los orígenes con el mundo de los rallys como principal protagonista.

No nos engañemos, Dirt 3 no es un simulador, es un grandioso ‘arcade’ de conducción donde tendremos que ir superando diferentes pruebas para avanzar. El control del coche es mejor que en las anteriores versiones del juego, teniendo reacciones más lógicas. Como decíamos, las pruebas convencionales del mundo del rally, con sus tramos y demás dificultades, son las grandes protagonistas, aunque también tendremos que enfrentarnos todavía en carreras directas en circuitos cerrados (también con vehículos del mundo de los raids) o, la gran novedad, ‘gymkhanas’. Este último apartado es una herencia clara de la influencia de Ken Block en el videojuego. El piloto norteamericano, ahora en el WRC, es famoso por este tipo de pruebas, donde hay que realizar una serie de trucos con el coche (derrapes, saltos y demás) en el menor tiempo posible.

En definitiva, estamos ante una muy buena evolución de la saga que resultará imprescindible para todos los amantes del automovilismo cuando baje su precio inicial (rondando los 60 euros, según la tienda). Y más si tenemos en cuenta que para disfrutar de todas sus características on-line debemos comprarlo nuevo a estrenar, ya que viene con un código que desbloquea el juego entero que solamente puede utilizarse una vez por copia vendida.

Descubre todos estos videjuegos en movimiento en nuestro canal de Youtube

La primera parte de este juego supuso una separación del concepto “Need for Speed” que se acercaba más al mundo de la simulación. En Shift 2, sus creadores han querido dejar claro que estamos ante un juego muy diferente de la mítica saga eliminando su nombre del título. Como en el caso del Dirt 3, se trata de una evolución del juego en todos los aspectos, mejorando en muchos de ellos pero presentando ciertas carencias. Vamos a verlo.

A nivel técnico el juego presenta una importante evolución, y es que se han pulido todas las ralentizaciones que sufría el juego en ciertos momentos de gran recarga de elementos en pantalla, afectando a la jugabilidad directamente. Además, se ha incorporado una nueva cámara que simula la vista del piloto desde el propio casco. Al principio ésta se hará un poco extraña, debido a los “giros de la cabeza” o al traqueteo típico de un coche de carreras, pero a las pocas partidas uno se acostumbra. Merece la pena. Además, las carreras son más intensas que nunca, no dejando lugar a la relajación. Sin embargo, existen un par de circuitos donde es inexplicablemente fácil ganar, sea en el nivel que sea… y es aquí donde tiene uno de sus dos principales fallos este Shift 2. La Inteligencia Artificial de los pilotos controlados por la CPU es mejorable, ya que mezclan comportamientos suicidas con otros más tiernos que el Día de la Madre.

También se podría mejorar más el método de control de los coches. A pesar de que existe una mezcla acertada entre ‘arcade’ y ‘simulación’, hay ciertas reacciones ilógicas, provocadas en su mayoría por un control de la dirección excesivamente sensible. En el debe también se puede apuntar un modo de juego off-line bastante corto, ya que permite ascender hasta el máximo nivel sin completar ni siquiera la mitad de las carreras disponibles antes.

Continuismo. Con este sustantivo podríamos definir a la perfección la nueva edición de este videojuego, que aumenta sus posibilidades respecto a su antecesor gracias a unos escenarios, Ibiza y Hawai, mucho más grande. Sin embargo, hay ciertos aspectos que castigan bastante un resultado final que, por posibilidades y concepto del videojuego, debería ser mucho mejor.

El primero de estos aspectos que no nos convencen es un control del coche que no se puede considerar ni ‘arcade’ ni ‘simulador’. De hecho, parece que los programadores han caído en el error de pensar que un control del coche difícil debe ser lo mismo que uno realista, y no es así. Reacciones en muchos casos esperpénticas, unida a una Inteligencia Aritificial bastante mala hacen que estemos hablando de un apartado que lastra bastante el resultado final del producto. Tiene un modo de juego online que puede darle más vida al juego, pero su desarrollo es algo complejo y su aceptación está por ver.

En cuanto a sus aciertos, que también los tiene, encontramos la perfecta recreación de los escenarios y coches que aparecen. También es destacable la gran cantidad de pruebas y retos diferentes que existen dentro de la mecánica del juego, haciendo de éste algo muy entretenido si somos capaces de pasar por alto los defectos que hemos comentado antes.

Lo que está por venir

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.