Publicidad

Verano, veranete

¿No encuentras lugar para intimar con tu pareja? No olvides que si no tienes para un hotel, todavía te queda tu coche: con algo de imaginación puedes convertir las noches de verano en un sinfín de románticas pasiones…
-
Verano, veranete
Pieles morenas, cuerpos al descubierto… el verano es una época proclive para desatar la pasión que llevamos dentro. Desde el inicio de la primavera la libido comienza a subir y la búsqueda del lugar ideal para satisfacer nuestras necesidades está a la orden del día. Y qué mejor lugar que el rincón por donde, al menos una vez en sus vidas, han pasado el 99,9 por ciento de las parejas: el coche.

Frente a lo que se puede pensar, según un estudio realizado por Durex, el lugar predilecto para las prácticas amatorias elegido por el 65 por ciento de las parejas de jóvenes es el automóvil. Ahora bien, lo que hay que preguntarse es si esta elección responde a la carencia de un lugar mejor o al simple morbo del habitáculo. La inestabilidad de los sueldos de la gran mayoría de jóvenes no les permite pagar siempre una habitación de hotel y mucho menos cargarse a la espalda una hipoteca. Entre la necesidad de esperar que tu casa se quede sola o llevar el “aquí te pillo aquí te mato” en la calle, un utilitario se convierte en la mejor opción.
Sin embargo, es importante señalar que, el hecho de que las relaciones sexuales en los vehículos hayan aumentado, se debe en gran parte al incremento de ventas de coches en la actualidad. Estos últimos años, las ventas de automóviles en todo el mundo ascienden cerca de 800 millones de unidades.

La práctica de relaciones sexuales en vehículos se remonta siglos atrás: las parejas convertían los carruajes tirados por caballos en su nido de amor. En la actualidad, afortunadamente, se ha mejorado bastante el ambiente para crear un clima más propicio. Los coches incluyen climatizador, que permite hacer frente a las inclemencias del tiempo, sistemas de audio avanzado e incluso DVD. Además, la proliferación de cristales ahumados permite ganar en intimidad.

“Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000”…ya lo decían Los Inhumanos en esta conocida canción. Afortunadamente los coches han evolucionado notablemente. Los habitáculos son más amplios y aprovechan mejor el espacio. Por supuesto, siempre hablamos de utilitarios o compactos. Es evidente que los mejores vehículos para satisfacer nuestras necesidades sexuales son una berlina, una furgoneta o un monovolumen. Pero los propietarios de estos coches, normalmente, suelen tener una casa donde intimar con su pareja. Los coches que compran los jóvenes como norma general son modelos urbanos y pequeños; en ellos, las parejas lidian para acomodarse en sus interiores.

Generalmente, el lugar elegido por los “tortolitos” es el asiento delantero del acompañante. Lo ideal es que esté equipado con palanca deslizante que permita echarlo para atrás rápidamente y sin muchas dificultades. También es importante que sean asientos ampliamente abatibles: la inclinación perfecta es la que dispone el respaldo casi horizontalmente, como el Fiat Stilo, que llega a los 160º. Además, cuanto más ancho sea el asiento, mejor. Otro factor que hay que tener en cuenta es la distancia que existe entre el asiento del pasajero y el salpicadero. Esto condiciona notablemente la elección de este lugar por las parejas. Por ejemplo, el Volskwagen Golf o el Peugeot 307 cuentan con un amplio espacio en esta zona, lo que los convierte en coches ideales para estos menesteres. Finalmente, sería interesante que el asiento del copiloto ofrezca la posibilidad de regular la altura o, en su defecto, que el techo sea lo más alto posible: un coscorrón puede llevar al traste el clímax.

Según un estudio realizado por Men’s Car, el hecho de elegir uno u otro coche viene determinado por la personalidad y ciertos patrones de conducta. Esto también afecta a las relaciones sexuales.
Siempre vemos la imagen del conductor de un deportivo como el del galán nato, pero nada más lejos de la realidad. Los poseedores de deportivos de alta gama, como Porsche o Ferrari, son los menos activos sexualmente de todos los conductores, además de los más infieles. Junto a ellos, contrastan como los menos animados los dueños de automóviles de las marcas Volkswagen, Mercedes Benz o Ford.

En el polo opuesto encontramos a los conductores de BMW, bautizados por Men’s Car como los más activos sexualmente, contando con una media de 115 relaciones al año. Las mujeres no se quedan fuera del saco: las conductoras de modelos Audi son las más activas y, así mismo, las que conducen marcas francesas como Renault o Peugeot.

Creo que todos nos hemos preguntado alguna vez hasta qué punto es legal tener relaciones en la vía pública, aun siendo dentro de un coche. Según el departamento legal del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), en principio el automóvil es un bien privado y por lo tanto el propietario puede realizar cualquier cosa que le plazca en su interior. Ahora bien, es importante elegir dónde vamos a realizar el acto, ya que deja de ser legal en el momento en que se pone en riesgo a otros conductores. Es decir, cuando nuestros actos traen como consecuencia la distracción de otros usuarios y un posible accidente.
De todas formas, las parejas suelen buscar lugares alejados de la civilización, como descampados o aparcamientos: generalmente el exhibicionismo es practicado por una mínima minoría, valga la redundancia. Aun así, si eres de los que siente un incremento de la pasión en estas circunstancias, tienes que tener presente que te pueden multar por escándalo público.

Según un estudio realizado por la Federación Española de las Sociedades de Sexología (FEES), un 86 por ciento de los españoles se siente satisfecho con sus relaciones porque “se comunica con su pareja y planifica el escenario de su relación”. Seamos realistas, el coche de por sí no es un lugar romántico: no es un barco, ni una hamaca en una playa paradisíaca, ni mucho menos una lujosa habitación de hotel.

Aun así, podemos crear un ambiente propicio para una noche romántica, te damos algunos consejos.
1. Busca el lugar más adecuado. Evita el descampado de tu barrio. Elige un lugar alejado, pero bonito, por ejemplo el campo. El momento lo da todo: por ejemplo, una puesta de sol o una noche despejada y estrellada.
2. Prepara el ambiente. ¿Qué te parece un picnic romántico? Lleva todo lo necesario, como mantel, nevera etc. Que no falte ningún detalle, excepto las velas: no querrás provocar un incendio y romper la magia del momento.
3. Si tu coche tiene DVD podéis ver vuestra película favorita. Lo que no puede faltar es la música y sería todo un detalle contar con una botella de champán. Son muchos los recursos que pueden hacer de una noche de verano el momento perfecto. El resto lo dejamos a tu imaginación.

No te pierdas este vídeo, te mostramos en el coche más sexy.

Te mostramos varias web relacionadas con este tema.

Dogging en el coche

Sexo en el automóvil

¿Ligas con tu coche?

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.