Publicidad

Lo último en deportes con coches: curling y bobsleigh sobre ruedas (vídeos)

Los coches tienen cabida en casi cualquier sitio, por descabellado que parezca. Hoy te demostramos cómo pueden los automóviles encajar en los deportes de invierno.
Autopista. Twitter @Autopista_es. Vídeos: Associated Press/Subaru -
Lo último en deportes con coches: curling y bobsleigh sobre ruedas (vídeos)

Quizá sea el vodka, quizá el frío de la estepa siberiana. Puede que sea un gen mutado que se haya expandido por esas latitudes, o algún virus que circule por el aire o por el agua. Desconocemos la causa, pero es innegable que los rusos son… peculiares.

Tienen sus costumbres y sus pasiones, y hay que respetarlas. Y la sutileza nunca es un componente de ellas. Este vídeo lo retrata muy bien: el tradicional deporte invernal de los –por contraste- sobrios y modosos canadienses mutado por el susodicho gen ruso. La estrategia, la reflexividad y el pausado ritmo del curling… pero sustituyendo las pulidísimas piedras con las que juegan aquellos por coches.

Dos equipos, dos flotas de coches. Unos azules y otros rojos. Se les ha desprovisto de las partes pesadas para que los fornidos participantes puedan empujarlos con mayor facilidad a través de la pista de hielo en la que se juega. Uno de los elementos más característicos del curling, las escobas, que se usan para corregir la trayectoria de los proyectiles, aquí se ha suprimido. En su lugar, un jugador al volante del coche, resignado a chocar con los demás vehículos de la partida, y es el encargado de que el vehículo se detenga donde se tiene que detener.

Desde luego, es una buena idea si lo que se busca es dar más interés al juego, y añade ese afán por exponerse a un accidente de un sector aparentemente muy representativo de la población del país de los zares.

Aunque sería injusto decir que el mezclar coches, hielo y masoquismo es un nicho exclusivo de los rusos. Porque el piloto de rallyes Mark Higgins es británico (flemáticos, supuestamente), y tampoco es que se haya pasado el invierno al calor de la calefacción de su casa, arropado y leyendo. También ha tenido días de los de ‘pa haberse matao’, y quienes le dieron todos los medios para saciar su sed de adrenalina –y quizá también la idea- fueron los japoneses (recatados, supuestamente) de Subaru.

Al volante de un Subaru WRX STI, Higgins se lanzó por una pista de bobsleigh de la suiza estación de esquí de Saint Moritz. Sin preocuparse en absoluto, a todas luces, por la integridad del coche, y no mucho más por la propia, Higgins trazó cada una de las curvas del circuito, dejando trozos de coche en cada uno de esos peraltes casi verticales que caracterizan el invernal deporte. En uno de ellos poco le faltó para volcar. Sin duda, una forma muy original de promocionar el Subaru WRX STI… y de demostrar que la locura no entiende de nacionalidades.

También te puede interesar

Transforma su Smart en una moto de nieve (vídeo)

Ford Focus RS 2016, también brutal en la nieve (vídeo)

La nieve causa estragos en las carreteras de todo el mundo (vídeos)

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.