Publicidad

UGT retira su boicot en Ford Almussafes

El sindicato UGT, mayoritario en el comité de empresa de Ford Almussafes, retiró ayer la convocatoria de paros de una hora y el boicot a las horas extras, después de que la compañía se comprometiera a incorporar a cien nuevos trabajadores a la planta de montaje entre septiembre y diciembre.
-
UGT retira su boicot en Ford Almussafes
El portavoz de UGT-Ford, Gonzalo Pino, dijo a Efe que el sindicato retiró las medidas de presión que se mantenían desde hacía varios meses después de que la empresa aceptara reforzar la plantilla en la fase de montaje y mejorar la ergonomía de las máquinas de ese área.

Esta decisión se adoptó en el pleno extraordinario del comité de empresa celebrado hoy, en el que UGT rechazó la propuesta alternativa de CCOO, CGT y PUT, que planteaban nuevas movilizaciones "contra las sanciones y el endurecimiento de las condiciones de trabajo", informó CGT en un comunicado.

El pleno, celebrado a propuesta de UGT, se convocó después de el pasado lunes, primer día de trabajo en la factoría tras el cierre por vacaciones, la dirección de la empresa enviara una hoja informativa en la que anunciaba que a partir del 17 de septiembre se introducirán cambios en la planta de montaje.

Entre esos cambios figura emplear a los eventuales que entren este año con el contrato de relevo en la cadena de montaje, en lugar de que cada relevista vaya al centro de trabajo donde el empleado prejubilado al que sustituye ha dejado su puesto vacante, según CGT. Así, cien empleados se incorporarán en los próximos tres meses a la planta de montaje, dentro del contrato de relevo de cinco años previsto en el plan de jubilaciones de la empresa, explicó UGT. Por su parte, el secretario general de CCOO en Ford, Miquel Rosaleny, dijo a Efe que la dirección comunicó el pasado 16 de julio a los sindicatos que contemplaba la posibilidad de incrementar los salarios por debajo del IPC. Y agregó que también comunico su intención de acortar el periodo de vacaciones y de disminuir el número de trabajadores, de forma que 400 empleados pasarían a formar parte de empresas subcontratadas.

Rosaleny manifestó que en la reunión celebrada ayer los sindicatos minoritarios en Ford se toparon "con el muro de la mayoría absoluta de UGT", a la que acusó de "imponer una serie de cambios que hasta ahora la plantilla había evitado" y de "legitimar los intereses de la dirección".

Por su parte, CGT denunció que UGT ha considerado "aceptables tales iniciativas" y ha decidido "no sólo aprobar esos cambios sino retirar el boicot a horas extras que ellos mismos habían propuesto y aprobado antes de las vacaciones".

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.