Publicidad

Los turismos nuevos no podrán emitir más de 130 g/km en 2015

La Comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara ha aprobado una propuesta de directiva que confirma los objetivos obligatorios de reducciones de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para coches nuevos en la Unión Europea (UE) para 2020 pero también fijó metas para el periodo posterior.
Agencia -
Los turismos nuevos no podrán emitir más de 130 g/km en 2015

El objetivo para 2020 ya estaba recogido en la legislación europea, pero estaba pendiente de revisión y la Comisión Europea (CE) confirmó en julio pasado las cifras. Así, la UE estableció en 2008 que los fabricantes debían reducir las emisiones de los turismos nuevos a 130 gramos por kilómetro en 2015 y a 95 gramos en 2020.

 

La Comisión parlamentaria aprobó la legislación con 47 votos a favor, 17 en contra y una abstención. No obstante, añadió unos objetivos indicativos para el periodo después de 2020: una horquilla de 68 gramos por kilómetro a 78 gramos a partir de 2025.

 

Los eurodiputados afirman que estos límites a las emisiones son el máximo permitido para los fabricantes de automóviles registrados en la UE, pero aquellos que producen menos de mil coches al año quedan eximidos de esos requisitos. Si no consiguen reducir las emisiones a 95 gramos por kilómetro en 2020 podrían ser sancionados.

 

A fin de incentivar a las casas automovilísticas, habrá ‘supercréditos’, un sistema que permitirá a cada productor de vehículos fabricar coches menos contaminantes, es decir menos de 50 gramos de CO2, lo que les permite seguir produciendo modelos que contaminen más de los estándares establecidos.

 

Cada coche ‘extra-limpio’ contaría en el balance de los fabricantes como 3,5 automóviles en 2013, después 1,5 a partir de 2016 y 1 a partir de 2024. Los posibles aumentos de los límites de emisión derivados de este sistema quedarán fijados en 2,5 gramos y no será posible transferir los créditos no utilizados de un año a otro.

 

En cuanto a los Eco-test de los coches, los eurodiputados proponen que la UE adopte ‘urgentemente’ -para 2017- el Procedimiento Armonizado de Prueba de Vehículos Ligeros a nivel mundial, WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure), que equivale al ciclo de medición global de combustible propuesto para el futuro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.