Publicidad

Tu Toyota te ve

Toyota está investigando un sistema de reconstrucción facial 3D para estimar el estado de ánimo del conductor. Una información relevante, porque el conductor es pieza clave en la seguridad de un coche.
-
Tu Toyota te ve

¿Que mi coche me vigila? ¡Pero si ya me vigila Google! Pues si odias que Google y similares sepan todo de ti por tu seguridad, por tu seguridad (el "safety" de los ingleses, qué bien hacen en diferenciarlo de "security", ¿verdad?) te interesa que tu coche lo sepa todo de ti. Si tu coche supiera que tus reflejos no son muy allá, te podría avisar antes de un posible peligro. Si sabe que te bloqueas cuando oyes un chirrido de las ruedas, el ESP podría actuar antes que con un conductor normal. Y todo lo que puedas imaginar. 

Todavía es ciencia-ficción, pero Toyota quiere poner los cimientos para conocer a fondo al conductor. Y lo primero, más que la aptitud (muchos fabricantes como Mercedes o Volvo estiman los estados de fatiga estudiando cómo evoluciona la manera de conducir) en Toyota quieren conocer además la actitud al volante. Quieren hacerlo estudiando tu cara, tus gestos. Para ello están desarrollando un sistema de reconocimiento facial, mediante técnicas de video, con la elaboración de un modelo 3D, texturas de piel incluidas. Por el momento se contentan con comparar lo que ve el video en cada momento con cuatro modelos de expresión básicos: risa, sonrisa, enfado o inexpresión. Lo hemos podido ver en un prototipo... y más o menos acierta. Claro, que los periodistas allí convocados estábamos sobreactuando.

Toyota lo ve factible, porque ya son asequibles potentes sistemas de procesamiento de video y basta con una sola cámara para conseguir un sistema robusto. Robusto significa que garantiza mejor la detección del conductor que el equipo de infrarrojos que ya utilizan algunos Lexus para inferir el grado de atención del conductor, incluso cuando se vuelve la cabeza, se llevan gafas, hay sombras o los radios del volante tapan parcialmente al conductor.

No hay definida todavía una primera aplicación concreta (o eso nos han dicho, para no dar pistas) más allá de la alertar con más antelación en caso de peligro, como hacen ahora con su monitorización en Lexus. Pero si pones la imaginación a trabajar seguro que le podrías encontrar infinitas aplicaciones... ¿se te ocurre alguna?

Monitorizar: clave en la seguridad

Los sistemas de monitorización son fundamentales en los dispositivos de seguridad del vehículo. Hasta no hace mucho se limitaban a actuar en caso de encontrarse inmersos en una situación peligrosa (ABS, ESP, etc) o una vez el accidente producido (airbags, por ejemplo).  Los sistemas actuales y los futuros pretenden reconocer situaciones potencialmente peligrosas y avisar con ello al conductor de esa circunstancia e incluso tomar medidas preventivas, como el tensado de los cinturones, cierre del techo solar, etc. La monitorización no solo se refiere al propio vehículo -sensores de ESP para inferir lo cerca que se está del límite de adherencia-, también a su situación en el tráfico -como los radares o video para comprobar los ángulos muertos al cambiar de carril- y Toyota propone ahondar en la monitorización del conductor.

Ya hay sistemas para prevenir el arranque del vehículo si el conductor tiene alcohol en sangre. Hay sistemas que reconocen el cambio de modo de conducción para detectar estados de cansancio y microsueños para reclamar al conductor que se detenga a descansar. Toyota considera que considerar el grado de atención real e incluso el estado de ánimo, podría suponer un avance en el futuro de la seguridad del tráfico, por muchas razones.

Ya hay sistemas capaces de efectuar una detención automática de emergencia ante la posibilidad de un atropello. También se trabaja en sistemas que, en determinadas circunstancias, puedan tomar una decisión más compleja como es efectuar una esquiva automática... Todo estos automatismos, siempre supeditados a una actuación del conductor, que siempre estará al mando.

Hace ya un tiempo que BMW presentó un sistema capaz de detener con seguridad el coche en el arcén, en caso de que el coche detecte que el conductor ha sufrido una pérdida de sus capacidades, como en el caso de un ataque cardíaco y avisar a los servicios de emergencia. Toyota estudia la posibilidad de incorporar un equipo de sensores en el volante para advertir con antelación cualquier alteración en las constantes cardíacas del individuo para desencadenar más rápidamente un aviso a los servicios de emergencia y al propio conductor.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.