Publicidad

Trafic: el conductor en el punto de mira

Dicen que es un salón con un enfoque profesional, es decir, dirigido a las empresas especializadas, pero cualquier ciudadano que pudiera darse una vuelta por la décima edición de Trafic vería saltar flashes por todas partes de los radares y otros sistemas de control que tienen en el punto de mira al conductor lo inundan todo.
-
Trafic: el conductor en el punto de mira
A pesar de los últimos repuntes en las cifras de víctimas en las carreteras españolas y de dar la impresión de que el “efecto carné por puntos” se desinfla, el director general de Tráfico, Pere Navarro, sacaba pecho en Trafic 2007 y, tras cortar la cinta de inauguración, decía que España es la envidia de Europa en estos momentos por el debate latente que hay en torno a la seguridad vial, recalcando además que las empresas de nuestro país están en vanguardia a la hora de ofrecer tecnología puntera, con importantes proyectos en Europa, Estados Unidos, Sudamérica e incluso de cara a los Juegos Olímpicos de Pekín. Por ejemplo, una de las presentaciones estrella del salón en cuanto a novedades ha sido el nuevo “radar invisible” desarrollado por Acesa. Su sistema Redspeed se basa en unos sensores piezoeléctricos que van ocultos bajo el asfalto y que se activan al propio paso de los vehículos. Al no emitir ningún tipo de señal constante ni de onda es imposible que sean detectados por ningún sistema “anti-radar” . Eso sí, el infractor es “cazado” por una videocámara más convencional que va situada, normalmente, detrás de un pórtico de información y que graba una imagen digitalizada al uso, con la fecha, hora, velocidad... Este cinemómetro inmune e indetectable ya sanciona desde hace algunas semanas en Cataluña –llevaba varios meses en pruebas-, donde se han instalado seis controles en distintos tramos y también se utiliza en un túnel de Andorra.

Por supuesto, la propia Dirección General de Tráfico sigue ampliando su gama de radares y en Trafic exhibía un nuevo modelo para notificar sanciones en tiempo real a vehículos extranjeros (Civelex). Hasta ahora, los vehículos de otros países detectados a más velocidad de la debida se marchaban “de rositas”, ya que abrir un expediente y solicitar el pago de una multa más allá de nuestras fronteras es prácticamente una misión imposible. El nuevo cinemómetro dispone de un enlace inalámbrico –GPRS, UMTS, WIMAX o VSAT- por el que transmite al instante los datos del vehículo infractor a un puesto de control remoto.

Así, unos kilómetros más adelante, una unidad de Tráfico puede detener al conductor foráneo y obligarle a pagar la multa, ya que de lo contrario el automóvil quedará inmovilizado. Autopista.es ha constatado que este dispositivo podría entrar en funcionamiento antes del próximo verano, aunque los ciudadanos extranjeros no se verían afectados por ninguna resta de puntos en su carné de conducir, sólo se trata de cobrar.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.