Todos los timos y estafas que puedes sufrir como conductor a través de Internet

Internet está lleno de engaños, estafas y timos. También relacionados con el mundo del automóvil. Te contamos cuáles son y cómo evitarlos.
Todos los timos y estafas que puedes sufrir como conductor a través de Internet
Todos los timos y estafas que puedes sufrir como conductor a través de Internet

Desde hace algún tiempo hemos comprobado que los timos y las estafas relacionadas con el mundo del automóvil están creciendo y, por tanto, los cuerpos policiales alertan con cierta frecuencia de sus peligros. Hablamos de robos con inhibidores, la estafa del retrovisor o con las falsas averías. Sin embargo, en este caso nos centraremos en los peligros que puedes encontrar en Internet.

Publicidad

Cuidado con los coches de segunda mano

Lo sentimos mucho. Las gangas no existen. Puedes grabarte esta máxima con fuego porque ahorrarás muchos disgustos. Si buscas un coche de segunda mano, y especialmente entre clásicos o algunos deportivos de renombre, comprueba el precio de mercado de ese coche. Revisa con calma a qué precio se está vendiendo y, así, podrás huir de alguna que otra estafa.

Pese a lo que diga el anuncio (u obvie), te puedes encontrar con automóviles que han sufrido accidentes y, por tanto, con posibles fallos o reparaciones estructurales. Del mismo modo, algunas piezas escondidas a la vista de un neófito pueden esconder taras que provoquen una buena avería. Así, pide siempre probar el coche y si es acompañado de un mecánico de confianza mejor.

Para que estas situaciones no se repitan, la DGT está trabajando con la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA) en una plataforma llamada Librotaller.com. El objetivo es que todas las reparaciones de los vehículos se suban a una base de datos que podrá ser consultada en caso de que muestres interés por el vehículo y, así, evitar estafas.

Además, huye de cualquier empresa que te pida dinero por adelantado y te asegure que te importará el coche desde el extranjero, especialmente si es un modelo fácil de encontrar en nuestro país. En este caso asegúrate de conocer todo lo relativo a esa empresa y comprueba que tengan todo en regla y que los papeles que firmas se ajusten a un trato justo. No serías el primero que se queda sin coche y sin dinero.

En otra variante de esta estafa, una persona que dice estar en el extranjero nos ofrece un vehículo. Como puedes imaginar, en muy buen estado y de mecánica perfecta. Pero, para hacerte con él, necesitas hacer un pago por adelantado como señal de que acabarás comprando el vehículo. Al contrario de lo que puedes creer en un primer momento, el coche nunca se acaba entregando.

Phishing Car, ¿qué es?

Una de las estafas más habituales en la red es el Phishing. El nombre de este método viene dado por el apelativo inglés al verbo “pescar” y es una buena definición de lo que los ciberdelincuentes hacen con tu ordenador.

Publicidad

El objetivo en este caso es mandar correos masivos en los que el estafador se hace pasar por una empresa o un organismo. Para ello, copia la imagen de la misma en un correo electrónico y, en la mayoría de los casos, piden que te descargues un archivo para obtener información importante sobre algún tema. Con dicho archivo también descargas un virus que obtiene todas tus contraseñas y nombres de usuario o cuentas bancarias. Así, el delincuente tiene acceso a toda la información y puede robarte el dinero deseado.

El Phishing Car hace referencia a las prácticas de este tipo relacionadas con el mundo del automóvil. Un ejemplo de los últimos de los que hemos tenido constancia, en un correo electrónico se nos avisa de que hemos sido registrados por un radar pero, para ver la fotografía, tenemos que descargárnosla en nuestro ordenador. Como decimos, con dicha imagen se cuela un virus que se hace con todas nuestras contraseñas.

Ten en cuenta que la DGT nunca se pondrá en contacto contigo por esta vía de comunicación para informarte de una denuncia por un radar. Por ello, si recibes este tipo de correo electrónico, lo mejor es borrarlo inmediatamente.

La multa que nunca te impusieron

Similar al caso anterior, otra de las estafas que puedes encontrar por Internet está en la simulación de una multa de tráfico. Sin embargo, al contrario que el ejemplo ya visto, esta vez no se pide que descargues un archivo, simplemente se notifica que has sido sancionado y se ofrece como método de pago el ingreso en una cuenta bancaria.

Publicidad

En algunos casos se hace referencia a una sanción de hasta 1.500 euros, pero, ante la duda, nunca adelantes el dinero. Ponte en contacto con la DGT y comprueba que no tienes ninguna multa a deber. Como ya te hemos dicho en el caso anterior, el organismo nunca se pondrá en contigo por este medio.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Con las últimas novedades en su gama, el Ford EcoSport se muestra como una de las opc...

La tecnología de vanguardia y el toque magistral de los expertos “takumi” dan como re...

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponem...

El Lexus ES 300h llegó a Europa con ganas de triunfar. La nueva berlina híbrida de la...