Publicidad

Los coches de Tesla ya se pueden comprar en España

Los vehículos eléctricos de Tesla -el galardonado Model S berlina y el Model X gama SUV- ya están disponibles en España. Aquí tienes todos los detalles comerciales de ambas coches.
Autopista. Twitter @Autopista_es -
Los coches de Tesla ya se pueden comprar en España

Doble estreno: web y tienda online. Los coches de Tesla ya son una realidad en España. La empresa americana fundada y dirigida por Elon Musk -famosa por sus vehículos eléctricos además de por sus sistemas de almacenamiento de electricidad- ha puesto a la venta el Model S y el Model X… sin noticias del Model 3, de momento. Todo el proceso se lleva a cabo a través de su web (desde la compra y el pago hasta la personalización del vehículo) y tardan unos tres meses en llegar hasta su nuevo usuario.

Hechas las presentaciones, es momento de ir al grano. El Model S arranca en un precio de 80.1000 euros mientras que el Model X lo hace en 103.100 euros. Tesla asegura que el primero de ellos -con la batería más grande de la versión P100- puede tener una autonomía de 613 kilómetros y acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 2,7 segundos. El segundo de ellos -el Model X- es definido por Tesla como el SUV con más aceleración del mercado: de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos.

Las primeras preguntas no han tardado en surgir: sin tiendas físicas, ¿cómo y dónde se pueden adquirir los dos modelos que Tesla tiene a la venta en España? Tanto el pedido como el pago se hacen a través de la página web y sus clientes podrán recoger sus nuevos coches en los hoteles con los que la marca ha establecido un acuerdo en Barcelona y Madrid. Por el momento, Tesla no va a tener tienda física en nuestro país aunque es algo que espera cambiar próximamente estableciendo un par de puntos de venta en las ciudades antes citadas. Y que no cunda el pánico, ambas contarán con un centro de servicios y mantenimiento.

Los primeros vehículos de Tesla adquiridos por compradorese españoles se empezarán a ver por nuestro país a lo largo de enero, febrero y marzo de 2017, según el periodo estimado de entrega a sus futuros propietarios; no en vano, su transporte desde Estados Unidos ya supone un período de 30 días. Eso sí, con motivo del lanzamiento ofrecen la posibilidad de que las primeras unidades lleguen este mismo mes de diciembre (ya ha habido unas cuantas unidades que han viajado hasta Europa). A esto hay que añadir la posibilidad de contratar rutas de conducción para probar los Tesla, una serie de pruebas que se llevarán a cabo con los hoteles seleccionados en Barcelona y Madrid.

Los puntos de carga

Uno de los puntos que atrae la atención es la red de cargadores eléctricos. Tesla tiene los famosos supercargadores, es decir, sus propios puntos de carga donde se puede cargar la mitad de la batería en tan sólo 20 minutos y gratis. ¿Cuál es el problema? Ahora mismo, en España, sólo existen siete de ellos y están todos en el Corredor del Mediterráneo. Una red que Tesla pretende expandir por el trayecto que une a la Ciudad Condal con la capital del país.

Eso sí, la compañía ha establecido una serie de colaboraciones con 50 edificios y hoteles para poder cargar sus coches, pero son puntos pensados para largas distancias y lo cierto es que el 95% de las cargas se suelen hacer en el trabajo o en casa. Un proceso que se antoja más largo (una noche da una carga que recorrería unos 150 kilómetros) y requiere una inversión adicional porque la estación de carga de pared de Tesla no está incluida en el precio del coche y cuesta 500 euros.

Asistente a la conducción

No se puede ignorar que uno de los avances más esperados de Tesla es el piloto automático que incorpora en sus vehículos. Lo cierto es que desde la compañía, para evitar problemas, han recalcado que se trata de un asistente a la conducción, no de un coche autónomo. Aunque la función está homologada y validada en España, el conductor tiene que tener el control. Y es que en carretera funciona sin problemas (el coche acelera y frena solo, cambia de carril cuando se activan los intermitentes, gira el volante siguiendo la trazada o mantiene la distancia y la velocidad respecto a otros vehículos y objetos), los inconvenientes llegan en ciudad cuando las señales no están correctamente marcadas, por ejemplo.

También te puede interesar

- Tesla se implantará en España: ya busca trabajadores

- Tesla Model X P90D: a prueba un SUV de "otro" planeta

- Así se guían los coches autónomos de Tesla

- Otro accidente de un Tesla, y ya van…

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.