Publicidad

Suspendemos en la seguridad de los neumáticos

Un 31,4 por ciento de los conductores españoles no saben que existe un límite legal de la profundidad del dibujo del neumático para poder conducir; y del 68,6 que sí conoce su existencia, el 25,4 por ciento no sabe dónde se comprueba. Unos datos escalofriantes revelados por un estudio elaborado por Grupo Interprofesional de Productos Automóviles (GIPA).
-
Suspendemos en la seguridad de los neumáticos
Los datos del estudio del GIPA son el resultado de una encuesta realizada este mismo año a más de 1.000 conductores de turismos y 4x4. El estudio gira en torno al conocimiento y mantenimiento de los neumáticos, único elemento que mantiene al vehículo en contacto con el suelo. Junto a este estudio, la comisión que agrupa a los cinco mayores fabricantes de neumáticos (Bridgestone Hispania, Continental Tires España, Goodyear Dunlop Tires España, Michelin España Portugal y Pirelli Neumáticos), ha aprovechado para presentar su campaña ‘Límites de seguridad del neumático’.
Así, el 31,4 por ciento de los encuestados no sabe que existe un límite legal de la profundidad del dibujo del neumático (que es de 1,6 mm) para poder conducir. Y de los que lo saben, un 25,4 por ciento desconoce que se comprueba en el testigo que lleva el propio neumático. El desgaste de un neumático se puede comprobar a través del indicador que lleva el propio neumático. Cuando la altura del dibujo llegue al nivel del indicador, sabremos que el neumático hay que cambiarlo. Existe un 34,8 por ciento de automovilistas que nunca ha comprobado el estado de la profundidad del dibujo de sus neumáticos. Lo que el conductor debe saber es que con una inadecuada profundidad del dibujo, aumenta la distancia de frenada y se potencia la posibilidad de sufrir ‘aquaplaning’. En cuanto a la presión de los neumáticos, sólo el 26 por ciento de los conductores tiene realmente el hábito mensual de comprobarla. - Las presiones recomendadas por el fabricante del vehículo suelen estar en el lateral de las puertas o en el interior de la trampilla del depósito.
- Las presiones se verifican con un manómetro, y deben verificarse una vez al mes y siempre antes de emprender un viaje largo.
- Deben comprobarse con los neumáticos en frío, cuando el vehículo lleva parado más de una hora o que sólo haya recorrido 2 ó 3 kilómetros a baja velocidad.

En 2012 será obligatorio que los vehículos nuevos incorporen el sistema de control de presión de los neumáticos. El estudio concluye que el 25,5 por ciento de los vehículos (más de 5 millones) tiene al menos un neumático con presión inadecuada. Y que el 6,7 por ciento de los vehículos tiene algún neumático con mayor desgaste de lo permitido. Por su parte, los representantes de los fabricantes de neumáticos han destacado que ‘la seguridad no tiene precio’; sin embargo, por primera vez en 10 años, los usuarios eligen el precio como el criterio más importante a la hora de adquirir sus neumáticos, seguido por la seguridad. El presidente de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), Julio Tejedor, ha comentado que los neumáticos han sido en un 21,60 por ciento, la causa de rechazo del vehículo en la ITV. Y lo que es peor, ‘el 33 por ciento de los rechazos están en el triángulo de seguridad (frenos, neumáticos y suspensiones)’.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.