Publicidad

Suecia no comprará Volvo ni Saab

La ministra de Industria sueca, Maud Olofsson, rechazó hoy que el Estado vaya a comprar los fabricantes automovilísticos SAAB y Volvo Cars, en problemas financieros, aunque no descartó otras medidas alternativas de apoyo.
-
Suecia no comprará Volvo ni Saab
"No es el cometido del Estado poseer empresas automovilísticas, lo que puede hacer el Gobierno es apoyar la investigación y el desarrollo", afirmó la ministra, quien añadió que trabajaba "día y noche" para encontrar una "buena solución" al problema.

El secretario de Estado de Industria, Jöran Hägglund, señaló que el Gobierno no le cerraba tampoco la puerta a garantizar préstamos a ambas empresas.

Volvo Cars fue vendida por el consorcio automotriz Volvo a la estadounidense Ford en 1999 y tenía una plantilla de unos 24.000 trabajadores a principios de año, de ellos 17.500 en Suecia, aunque en los últimos meses ha anunciado el despido de cerca de 5.000.

Propiedad desde 2000 de otra multinacional estadounidense, General Motors, Saab ronda los 5.000 empleados, todos en Suecia.

Tanto Ford como General Motors, esta última ayer, han insinuado una posible venta de Volvo Cars y de Saab ante las pérdidas registradas en los últimos meses por la crisis del sector.

La oposición al Gobierno de centro-derecha sueco, encabezada por el Partido Socialdemócrata, criticó que aquél rechace dar ayudas y le instó a impulsar una nueva estructura de propiedad de ambas empresas, en vez de enviar una "señal equivocada", en palabras de su portavoz de asuntos económicos, Tomas Eneroth.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.