Publicidad

Más soluciones anticrisis

Social Car es la otra web que permite el alquiler entre particulares en nuestro país, pero el P2P no es la única solución económica y ecológica que se practica en nuestro país: el Car sharing y, sobretodo, el Car pooling llevan años operando en España con éxito.
-
Más soluciones anticrisis

Movo-Movo no es la única web destinada al alquiler de coche entre propietarios. Junto a esta plataforma gratuita encontramos a Social Car que, a diferencia del primero sí opera como intermediario entre ambas partes. La evidente ventaja es que ofrece más garantías de seguridad, las cuales, obviamente, exigen más al bolsillo de los usuarios. Todo es cuestión de prioridades.

Para que el propietario de un coche pueda registrar su vehículo es condición sine qua non contratar uno de los seguros que ofrece Social Car. Las pólizas pueden ser de distintos tipos, a todo riesgo o a terceros, y su precio oscila entre los 358 y los 1.013 euros con el descuento de lanzamiento incluido. Dicho seguro está especialmente diseñado para cubrir cualquier problema que pueda surgir con el arrendatario, por lo que tanto el conductor como el propietario cuentan con total tranquilidad.

En esencia funciona de manera muy parecida a Movo-Movo: los dueños se pueden registrar de manera gratuita como usuarios asociados a un vehículo. No obstante, cuenta con más restricciones, por ejemplo, se exige que el coche cuente con rueda de repuesto. De igual manera, como ocurre con Movo-Movo, la documentación de ambas partes debe estar en regla (ITV, último recibo del impuesto de circulación, permiso de circulación…). Los conductores, a su vez, deben ser de nacionalidad española, o en su defecto residentes en nuestro país, se exige que tengan un mínimo de un año de carné y que hayan perdido seis puntos como máximo.

Al igual que Movo-Movo, Social Car, publica una tabla de precios orientativa, aunque es más completa ya que distingue entre alquiler por horas, por días o por semanas, así como entre segmentos de vehículos (urbanos, utilitarios/compactos, deportivos/4x4 y berlinas Premium). Por poner un ejemplo de estos precios: alquilar un urbano por hora sale a cuatro euros, si es un día entero 45 y, en caso de ser una semana, 185 euros. No obstante, siempre son los usuarios los que tienen la última palabra.

La principal diferencia de Social Car respecto a Movo-Movo es que opera como un intermediario, tanto en los pagos –que se hacen mediante tarjeta de crédito-, como en la gestión de servicios, la atención de los usuarios, la tramitación de seguros y la validación de las reservas. Esto supone un coste para el propietario: Social Car recibe un 15 por ciento del precio marcado por el propietario en concepto de gastos de gestión.

Además, del alquiler entre particulares existen otras opciones económicas para disfrutar de un coche si no se dispone de vehículo propio. Este es el caso del Car sharing y del Car pooling.

A diferencia del alquiler P2P, el Car sharing sí parte de una empresa con una flota de vehículos propios, pero cuenta con diferencias respecto a una empresa de alquiler convencional: es un alquiler a corto plazo entre usuarios que comparten destinos similares.

En nuestro país la más conocida es Avancar, que por el momento sólo opera en Barcelona. Si deseas disfrutar de este servicio, debes darte de alta como usuario, lo que implica una cuota anual de 40 euros sumada a una fianza de 100 euros. El precio de alquiler se tarifica por día y por kilómetros recorridos (0,27 euros por kilómetros) y también depende del segmento que se escoja. Cada usuario fija mediante reserva una hora y un lugar de recogida y de devolución para que así, cuando lo aparque otro socio, pueda cogerlo: el vehículo se abre gracias a la tarjeta de socio que posee el socio que ha sido asociada previamente a ese coche, a esa hora y a ese lugar concreto. En esencia es como ‘compartir coche’ pero alquilándolo.

La otra de las opciones, más generalizada que el car sharing y que el alquiler P2P, es el car pooling o, lo que es lo mismo: ‘compartir coche’. El concepto es ya de sobra conocido: varias personas que viven por zonas cercanas y que comparten un mismo destino, comparten trayecto en un solo coche. Los gastos derivados (carburante, parking) son asumidos entre todos los ocupantes, convirtiéndose en una opción barata y cómoda de transporte.

Internet funciona como nexo de unión entre los que practican car pooling, ya sea mediante foros o webs como compartir.org.

- Alquila tu coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.