Publicidad

El sistema de frenada automática, en uno de cada tres vehículos

El sistema de frenada automática de emergencia está disponible como equipamiento de serie u opcional en 1 de cada 3 vehículos matriculados en España, según el último informe de Anfac Research para el Grupo Bosch y el Barómetro de Seguridad Vial y Medio Ambiente Bosch-Anfac.
Agencias. Twitter @Autopista_es -
El sistema de frenada automática, en uno de cada tres vehículos

Este sistema de frenada podría evitar uno de cada tres accidentes con daños a personas en la Unión Europea, es decir, unos 350.000 al año, según los datos recogidos en el informe.

La eficacia de los sistemas avanzados de asistencia a la frenada ha demostrado que se podrían evitar cerca de 1.100 atropellos de peatones en la UE, podrían bajar de 4 a 1 los siniestros con daños a personas y, además, su combinación con el ESP puede evitar entre un 30  por ciento y un 60  por ciento en los accidentes más habituales.

En cuanto a la presencia en el parque español, en la actualidad el 44  por ciento equipa el sistema de asistencia a la frenada de emergencia, aunque en el segmento de vehículos más modernos (menos de 5 años) este porcentaje sube hasta el 93  por ciento.

Desde el anterior estudio de hace más de un año, este sistema ha duplicado su presencia en el mercado y ha alcanzado una cuota de disponibilidad del 33,3  por ciento en las matriculaciones de turismos, lo que demuestra la rapidez con que esta tecnología se está incorporando en los vehículos cuando hay vigentes medidas de renovación del parque, según la patronal Anfac.

Los Planes PIVE y PIMA Aire tienen un importante papel, según Anfac, ya que su principal objetivo es la renovación del parque y poner a disposición de los consumidores los sistemas más eficaces y tecnológicamente avanzados para la disminución de accidentes en las carreteras españolas.

La frenada automática de emergencia, que puede ayudar a reducir las víctimas en carretera, la están ofertando ya 23 marcas.

Por segmentos, el de lujo alcanza el 90  por ciento de disponibilidad del sistema de frenada automática de emergencia, aunque también es muy apreciado en los segmentos medios de compactos, berlinas y todoterrenos, con cuotas en torno al 20  por ciento.

Aunque aún dominado por las marcas de gama alta, el sistema está comenzando a implantarse en segmentos con mayor volumen de mercado, lo que aporta buenas perspectivas de éxito a corto y medio plazo.

El estudio comparativo por canales sobre la disponibilidad de la frenada automática de emergencia ha tenido variaciones con respecto al informe anterior.

El canal de particulares protagoniza hoy el interés por las nuevas tecnologías y la seguridad, con una cuota del 44  por ciento. En el caso de las empresas, baja a la segunda posición con un retroceso de 5 puntos y el de alquiladores gana cuota hasta alcanzar el 17  por ciento.

La introducción del sistema de frenada automática de emergencia por Comunidad Autónomas coloca a la Valenciana como líder en presencia de este elemento de seguridad con un 36,2  por ciento de cuota. En una posición opuesta se encuentran las Islas Baleares con un 23,7  por ciento, lo que se atribuye a una gran presencia de coches de alquiler en este mercado, vehículo que suele disponer de menor equipamiento.

El informe explica el funcionamiento del sistema predictivo de frenada de emergencia o sistemas de frenada automática de emergencia, que permiten al vehículo detectar las situaciones de peligro que requieren una frenada urgente o detención inmediata del vehículo para evitar una colisión por alcance.

En el caso del desarrollado por Bosch, el sistema va más allá, ya que ayuda, mediante avisos, a que la reacción del conductor sea más rápida. Además, actúa aunque éste no se haya percatado del peligro, lo que permite acortar considerablemente la distancia de frenada y reducir los daños personales en caso de que el accidente sea inevitable. Por lo que se refiere al sistema de asistencia a la frenada, el dispositivo detecta la velocidad con que suelta el pedal del acelerador el conductor y la presión con la que pisa el freno. Esta maniobra permite al sistema actuar de manera inmediata, aumentando la presión de frenado hasta que entre en funcionamiento el sistema de asistencia a la frenada de emergencia. Del mismo modo, reconoce la finalización de la operación y reduce la presión sobre el pedal de freno hasta recuperar el nivel solicitado por el conductor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.