Publicidad

Sindicatos: no al chantaje de los fabricantes

Los fabricantes de automóviles y los sindicatos encaran el futuro del sector con un optimismo no exento de preocupación por la baja demanda interna, la necesidad de más inversión en I+D y un marco laboral en el que, según UGT y CCOO, las multinacionales han recurrido al "chantaje" para negociar salarios.
-
Sindicatos: no al chantaje de los fabricantes

Estos son algunos de los asuntos claves sobre los que han debatido hoy representantes de la patronal ANFAC, CCOO y UGT, y FEDIT, la federación de centros tecnológicos del sector, en una mesa redonda del Observatorio Industrial del Sector, que se celebra en coincidencia con el Salón del Automóvil de Barcelona.

Los participantes en el debate han coincidido en destacar que el sector del automóvil es uno de los que responde mejor a la crisis en la que continua inmersa España, lo que se atribuye a su alta competitividad y al hecho de que exporta el 87 por ciento de su producción.

En 2010, las fábricas de automóviles españolas produjeron 2,39 millones de unidades, un 10 por ciento menos que en 2009, lo que convierte a España en la segunda productora de vehículos de Europa, y dieron trabajo a 58.000 personas, un 4,75 por ciento menos que el año anterior.

Pese a esta situación ventajosa en el marco europeo, los fabricantes y los sindicatos han expresado cierta preocupación por la repercusión que pueda tener a corto y medio plazo la situación de debilidad del mercado interior español, que ha caído en un 50 por ciento debido a la crisis, lo que provoca, por ejemplo, que no se aproveche toda su capacidad instalada de producción.

Los sindicatos han denunciado en especial que las multinacionales automovilísticas que operan en España han aprovechado la crisis para negociar a la baja los salarios y las condiciones laborales utilizando para ello incluso "el chantaje", ya que supeditaban la asignación de modelos a la contención de los costes laborales.

El secretario general del Metal, Construcción y Afines de UGT, Manuel Fernández López "Lito", ha asegurado que "ha habido chantajistas profesionales aprovechándose de la crisis", tras lamentar que las decisiones sobre el sector en España no se toman aquí, sino en el extranjero, y que lo hacen multinacionales que "muchas veces sólo quieren conseguir dinero público y luego se van".

La reforma de la negociación colectiva también ha planeado sobre el debate y los sindicatos han advertido del "riesgo de país" que se corre de dejar a un 97 por ciento de los trabajadores españoles, los que pertenecen a empresas medianas y pequeñas, sin un referente externo y, por tanto, en un ámbito desregularizado.

Para el representante de ANFAC Félix Martín, una de las desventajas del sector de la automoción español es su periferia, lo que supone sobrecostes logísticos para los fabricantes, así como el alto nivel de absentismo laboral.

Martín se ha mostrado convencido de que el sector debe aprovechar la crisis para "mejorar y ser más competitivos", pese a expresar su satisfacción por la situación de las fábricas españolas que han conseguido en 2010 la asignación de nueve nuevos modelos por parte de las multinacionales automovilísticas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.